Sierra Nevada recibía un festival nuevo e innovador en nuestro país que proponía 3 días bailando en la nieve y la experiencia ha sido todo un éxito y los promotores ya están pensando en la edición 2019, os dejamos a continuación con el balance por parte del festival.

Fuente: Eléctrico Comunicación.

 

El festival Sun and Snow trasladó a más de 1500 personas a Sierra Nevada donde la montaña,
los deportes de nieve y la música electrónica se combinaron para deleitar a los asistentes día y
noche. Un fin de semana completo que no dio descanso desde el viernes 13 al domingo 15 de
abril.
El festival, en su primera edición, ha tenido un gran éxito de público, con un total que ronda los
1.600 asistentes, y todos ellos, casi sin excepción, se han llevado, además de la experiencia de la
música, la de diferentes actividades inolvidables en un entorno único como es el paraíso natural
de Sierra Nevada. Todo ello sumado a los sonidos house, techno, indie, pop y electro-pop que
envolvieron a los asistentes este fin de semana, donde se podía disfrutar de algunos de los
mejores artistas del panorama internacional actual.
En total más de 15 actuaciones, entre las que destacaron las de los headliners Agoria, Audiofly,
Jan Blomqvist, Francesco Tristano, Roman Flügel, Tijana T, Orbe, Redshape, Eduardo de La
Calle u Oxia, entre otros, que se sucedieron durante tres jornadas de música, donde un
espectacular sistema de sonido del Main Stage no paro de sonar, al mismo tiempo que en la
Zona Family & Friendly los conciertos se sucedían mientas el público disfrutaba del trineo ruso o
demás actividades que esta zona ofrecía. El punto álgido, llegaría el domingo, donde el festival
hizo cumbre en Sierra Nevada para llevar la música del colectivo Métrica al Snow Park en plena
montaña, donde cientos de clubbers se dieron cita para despedir el festival bailando entre
montañas. Además, el evento se completó con un éxito rotundo de los afters oficiales donde se
contó como invitado especial con el cabeza de cartel Audiofly.
En cuanto al impacto del festival en la zona cabe destacar que la ocupación hotelera de Sierra
Nevada ha aumentado durante el festival Sun and Snow siendo cercana al 100% y produciendo
un impacto económico en la zona de alrededor de 300.000€. Por otro lado, se han cubierto todas
las expectativas de las actuaciones y el festival se ha saldado sin ningún incidente destacable. En
este sentido, han destacado la comodidad del recinto para los asistentes, así como la seguridad,
que han calificado de perfecta. Además, el impacto ambiental de la zona ha sido nulo gracias a
la gran labor desempeñada por la organización, Ecoembes y el batallón basurista Sierra
Nevada Limpia (SNL).
Desde la propia organización del festival aseguran que “es momento de valorar, identificar los
puntos fuertes y débiles del evento para volver el año que viene con más fuerza”. Tras el
éxito de su primera edición, Sun and Snow Festival se ha convertido en una cita ineludible para
todos aquellas personas amantes de la montaña, los deportes de nieve y con un interés por la
música electrónica. Igualmente, los asistentes han valorado positivamente la repercusión y el
reclamo que ha tenido la cita, llegando a ser un evento incluso de interés internacional.
Nos vemos en el 2019… #RoadToSAS2019