Richie Hawtin volvió a Granada después de unos años sin pisar la ciudad de la Alhambra, una noche que marcará un antes y un después en la mente y el gusto musical de muchas personas que allí se encontraban, y que ahora nos disponemos a contarte.

El pasado viernes estuvimos en la que probablemente es la mejor noche que Industrial Copera ha confeccionado hasta el momento, al menos desde que comenzó su andadura en el nuevo emplazamiento, la ocasión era clara, un evento pre-navidad que contaría como primeras espadas con Hito, Xpansul y el dueño y señor del techno minimal de todos los tiempos, Richie Hawtin, el cual nos recordaría el porque cuando algunos nos iniciamos en esto de la electrónica, nos enamoramos desde el momento 0 de su manera de ver, entender y expresar la música electrónica.

Cuatro largos años han pasado desde que el dueño de M[-]NUS hiciera su última aparición por la anterior Industrial Copera. Míticos aquellos Enter que ningún clubber que se preciara quería perderse. Es por ello que desde el comienzo de esta nueva etapa estuviéramos esperando su regreso, y no tardó en llegar. Ante tal magnitud de evento nos acercarnos temprano a las inmediaciones de la sala, que para sorpresa de muchos ya se encontraba abarrotada, alimentada por el “sold out” ya anunciado. Eso si, haciendo gala del todo el civismo y buen rollo que se viene disfrutando fin de semana tras fin de semana.

Hito

Pasadas las una accedimos a la sala, con la japonesa Hito disparando los primeros vinilos. Residente de las fiestas Enter, y para muchos una referente en el sonido que caracterizaba la noche. Calentamiento ideal a golpe de minimalismo, dejando algunos temas de compañeros como Matador, que poco a poco nos acercaba al plato fuerte. Eran cerca las 3 y la pista se encontraba completamente a full para recibir, con todo el amor del mundo, al genio.

richie hawtin industrial copera

A muchos jóvenes hoy en día seguramente le cueste definirlo como tal, pero el pasado viernes llegó dispuesto a refrescar algunas mentes, y abrir otras tantas. Redoble de beats de la mítica 909 a cargo de su tan bien usado, Ableton Push y comienza la acción. Richie Hawtin no dio tregua en toda la noche, y el comienzo fue apoteósico, para un servidor el cual es fan incondicional pudiendo llegar a verle actuar 5 o 6 veces como mínimo en un año, puedo decir que ha sido una de las mejores actuaciones que le he visto ejecutar, techno sin medidas… techno-minimal sin control… lineas de bass que hacían que se te saliera el corazón… aquello era una carrera sublime de ritmos que te hacían bailar y saltar sin descanso. Ni un solo minuto del set pudimos decir que el tema no era apropiado o que Richie Hawtin había bajado el ritmo porque la tendencia de este en toda la sesión fue hacia arriba, cada tema que el de M[-]nus dejaba tronar por el soundsystem de Industrial Copera era mejor que el otro, y si, sonaba aún mejor y más fuerte.

richie hawtin industrial copera

En definitiva un set que rozo la perfección y nos recordó porque Richie Hawtin es quien es, aún habiéndonos llevado fuertes decepciones con el en los últimos tiempos, y tras el cual y su nuevo disco, el cual representa en mi parecer una clara representación de intenciones de desmarcarse de la farándula actual y volver al techno de sala y los sets que le encumbraron al Olimpo de la electrónica años hace.

Después del aluvión de techno-minimal, el plato final sería el español Santi Xpansul. Al cual le tocaría bajar el ritmo de su antecesor, y que durante los primeros compases del set no terminó de deleitarnos. La sesión avanzaba y con ella el ritmo y sus respectivos bailes, lo cual la pista agradeció. Sin duda lo mejor lo guardó para el final, dejando al público entregado, y como siempre, pidiendo otro tema más.

Termina así otra noche mágica, el regalo perfecto a un año que solo ha ido a más y más. Dejándonos con la sensación, más clara aún si puede ser, de que la música es cultura, e Industrial Copera tiene culpa de ello… siendo la mejor “universidad” de esta materia en toda Andalucía y buena parte de España.

 

Una vez más, gracias Silvia por habernos permitido ser uno de los pocos medios acreditados para el evento.

Texto: Luis Gallego y Jose Angel Diaz. 

Fotos: Fran Ortiz. 

 

Hacer Comentario