Hace poco más de una semana nos embarcamos de nuevo en nuestra aventura Ibicenca. El objetivo de este verano era claro, teníamos que conocer de primera mano lo que se cocía en Afterlife, la sesión de Tale Of Us que venía a llenar el vacío que Richie Hawtin dejó en Space -y porque no decirlo, en nuestros corazones- al marchar con Enter de la isla.

La noche prometía, y es que si algo ha caracterizado a la sesión es su gran apuesta por directos muy potentes y para nada comerciales otorgando a las noches de los jueves en Space con una buena dosis de sonido underground del de verdad.

Por ello lo primero que nos llamó la atención de aquella noche fue la actuación de Todd Terje, quien actuaría en el espacio Sunset Live tras el warm up de Confidns, el cual no pudimos ver. Todd desplegó todo su arsenal, pero todo sea dicho este espacio carecía del sonido apropiado para poder disfrutar una sesión como dios manda, problema que volvimos a sufrir después con el gran Monoloc, quien nos tiene acostumbrados a sesiones de techno frenético, oscuro y profundo pero que la falta de sonido truncó en una sesión que apenas pudimos disfrutar.

Es por ello que nuestra atención se centro a lo largo de la noche en el espacio Chamber donde el techno y el acid eran los protagonistas de la noche y la Terraza donde Tale Of Us actuarían en formato All Night Long.

Lo primero que nos llamó la atención del espacio Chamber fue Tijana T, dubtechno con una profundidad de graves muy potente. Lentamente  el sonido te arropaba y te hacia bailar desde el primer momento… sin duda un gran descubrimiento. Tras Tina, pudimos disfrutar del live de Cassegrain & Tin Man, ambas composiciones se encuentran inmersas en un tour veraniego formando un tri-tandem muy apetecible, y es que siempre gusta ver una mesa llena de “cacharrero” y lo que es más importante, artistas que lo saben usar. Respecto a lo musical Techno Acid subidito de bpms, lo que unido a un buen sonido en este área y a que no había mucha gente te permitía disfrutar de la sesión de manera muy agradable.

afterlife tale of us grow sound mag

En la terraza, como hemos comentado antes Tale Of Us estaría despegando su arsenal de techno y  atmósferas minimalistas durante toda la noche. Es por ello que aquí se centro prácticamente la totalidad de nuestra experiencia, y la de prácticamente todos los demás asistentes ya que esta sala se encontraba abarrotada frente a las demás donde el público era bastante escueto. De los italianos poco que añadir, saben lo que se hacen y su música en conjunción con el formato minimalista de iluminación con tan solo unos pocos focos tras el escenario que les ilumina por detrás y el ya famoso “monigote” de Afterlife colgando del techo, hacen de las sesiones de estos dos grandes artistas una verdadera experiencia extracorporal. Aquí la presión del sonido si es la apropiada para dejar que sus graves y melodías características te arropen y te hagan olvidar todo lo que tienes a tu alrededor.

En resumen, no sabemos si Afterlife volverá a Ibiza el próximo año, pero si así es y tu eres de los que aman el underground de verdad, no debes dejar de disfrutar esta sesión. Nosotros, volveríamos con los ojos cerrados…

Hacer Comentario