Es innegable que la escena electrónica está sufriendo un gran crecimiento en los últimos años en Granada, la aparición de cada vez más eventos en el centro de esta lo delata, y además, de festivales que llegan para quedarse. Esta vez hemos presenciado el nacimiento de Primavera Electrónica el pasado sábado 16 de marzo, que en su primera edición y con artistas de la talla de Luciano, ya ha marcado sus bases.

Tras algunos años de capa caída, dificultades en todos los sentidos para que eventos de electrónica tenga lugar en la ciudad, los últimos acontecimientos sitúan de nuevo a la ciudad de Granada en el epicentro de la música en España. Culpa de ello la tienen festivales cómo el Primavera Electrónica. Con un cartel que unía en perfecta armonía los sonidos mas propios de House con los del Techno, su primera edición se avecinaba más que apetecible. Y tal que así.

Ubicado en el complejo Embrujo, con dos de sus zonas a pleno rendimiento, el emplazamiento era ideal para una noche de tal envergadura. Por ello, parte del equipo de Grow Sound nos desplazamos hasta allí para disfrutar en primera línea de los ritmos más primaverales.

Nuestra primera parada sería en la Carpa Primavera Electrónica, y para nuestra sorpresa, esta contaba con una escenografía perfectamente preparada para la ocasión. A los mandos, Ignacio Morales, disparando los sonidos deep y dub Techno que le caracterizan. Calentamiento ideal para una pista que comenzaba a poblarse.

Tras el repertorio musical de Ignacio, tomaba el relevo Reimon Groove. Aún desconocido para nosotros, sería el encargado de dejar la pista apunto para Luciano. Tarea nada fácil, pero que supo resolver con elegancia a base de ritmos frescos que no dejaban de mover a la pista ni un instante.

A la vez que Reimon hacia las delicias en la carpa principal, Samu Ruiz desplegaba su arsenal de Techno en el stage dedicado a estos ritmos más duros. Ubicado en la zona interior del complejo, esta vibraba con cada bombo que Samu disparaba. La noche se puso más que interesante. Por si fuera poco, la academia Fonica nos tenía preparado un showcase con sus integrantes en lo que era los servicios públicos. Sin duda el buen ritmo dominaba cada parte del complejo Embrujo.

El punto de inflexión de la noche llego cuando Luciano, puntual a su cita, tomaba el control de la carpa principal. Lo de este artista no es nada nuevo, y es que pocos saben hacerlo como él. Su forma de mezclar los ritmos electrónicos con los más orgánicos, sumándole sus cantaditas provocadoras, es sencillamente de otro nivel. Dos horas que volaron entre bailes y que el público agradeció en cada punto álgido que nos regaló. Gran acierto al apostar por este artista, y es que Luciano, solo hay uno.

Con unos cuantos bailes ya en nuestro cuerpo, era el momento de subir la intensidad de estos. El sucesor de Luciano sería Mendo, afín a su estilo, apenas notamos cambio en el discurso musical. Esto nos llevo a volver a la zona Techno con un Ramiro Lopez desplegando el arsenal mas duro que jamás le habíamos escuchado. Sonido propio de Drumcode, los pesados y agresivos bombos hacían vibrar cada rincón de esta zona. Aunque no conectamos demasiado con su discurso, sí que se agradeció un poco de seriedad en el sonido.

El asalto final lo vivimos al ritmo de JeanSimon. Sin duda los ritmos más dinámicos y contundentes de la carpa principal corrieron a su cargo, que con tracks bien cargados de graves, hicieron las delicias del closing de Primavera Electrónica.

Pasadas las 6.30 nuestras castigadas piernas dijeron basta y emprendimos el camino a casa. Si bien con una idea clara, Primavera Electrónica llega para quedarse, los ritmos más frescos de la electrónica tienen su representación clara en Granada. Contando los días para bailar de nuevo…

  • Fotos: Jose Ramos