Como muchos sabéis, el que os escribe lleva ya dos años asentado en Rottedam… de ahí todas las crónicas, entrevistas y demás artículos que estoy aportando al magazine desde mi exilio. Como podrán imaginar, si hay algo que no hecho de menos en Holanda, sin duda es música electrónica. Vivir por aquí garantiza eventos de calidad todos los fines de semana, así como grandes festivales durante el verano (bueno, también en invierno). Sin embargo, hay un open air muy especial del que sí me acuerdo bastante, y cuando se aproximan estas fechas, se me mueve algo por el estómago que se encarga de recordámelo. El año pasado no me pude plantear mi asistencia por motivos laborales, por primera vez desde su nacimiento en 2010. Esta edición sí que no pienso perdérmela, esta ocasión no dejaré que me lo cuenten.

He tenido la oportunidad de visitar muchos festivales de este tipo, y más viviendo hacia el norte de Europa, pero les puedo garantizar que en ninguno he encontrado la magia de Transition. De acuerdo que no se pueda comparar en magnitud con gigantes como Ozora, Boom o Freedom, pero en cuanto a conexión entre público, música y entorno, les aseguro que no le gana ninguno. Toda la energía del pinar del Parque Nacional de Doñana se funde con las vibraciones del mejor psy-trance, formando una simbiosis que hacen que este festival sea único en su especie. Su aforo limitado y sus dimensiones, facilitan el acercamiento y el buen rollo entre asistentes. Con el trascurso de las jornadas, muchas caras (felices) van resultando familiares, generando así toda una sensación de estar entre los tuyos, con un objetivo común como es el olvidarse de todo por unos días y recrearse de la música y del ambiente sin ningún tipo de limitación ni barrera. Libertad en su estado más puro.

Transition Festival

La ceremonia arranca el miércoles 25 de abril, hasta el domingo 30. Efectivamente, se trata de una cita extendida diseñada para disfrutar su transformación (o transición) a lo largo de sus 5 días de programación, en los que cada momento del ciclo entre el amanecer y la oscuridad de la noche tendrá su tratamiento específico, un aspecto muy cuidado, tanto escénica como musicalmente. Así pues, el main floor se orienta hacia el amanecer, mientras que el escenario alternativo, muy reforzado este año tanto en prestaciones como en colaboraciones (el colectivo holandés Only Advanced se encargará del programa nocturno), se proyecta hacia el atardecer. Dicho escenario principal, epicentro de todo el recinto, rugirá con sus 50.000 watios de potencia, mientras que el secundario proporcionará una alternativa sólida y desahogo, ofreciendo sonidos de nueva generación, a menores revoluciones.

Además, el complejo contará con todas las facilidades e instalaciones necesarias para pasar una estancia agradable: puestos de comida, barras, mercadillo, chill out, duchas, áreas de descanso… además de un montón de rincones mágicos por descubrir, algunos en plena naturaleza, y otros bien construidos y ornamentados artesanalmente para tomarse un respiro, o incluso dormir a la sombra. La cultura y el arte psicodélico teñirá de fluorescencias y motivos ritualistas el espectacular enclave del festejo. En cuanto al lineup, podemos esperar todo tipo de trance, desde lo progresivo hasta el dark más frenético: Fagin’s Reject, Parasense, Rastaliens, Back to Mars, Giuseppe, Daksinamurti… son tan sólo unos ejemplos de un cartel de muchos quilates, que también contará con varias estrellas de la escena nacional.

Transition Festival

Si alguna vez han pensado en experimentar una fiesta de psy-trance en condiciones, Transition es una oportunidad inmejorable para hacerlo. Déjate sorprender por el amplio espectro musical que ofrece este género y todas sus vertientes, representadas en este festival, y por supuesto, una decoración elaborada hasta el más ínfimo detalle, que siempre consigue redondear el viaje. Por su parte, el stage alternativo desarrollará ritmos más profundos y atmosféricos, tales como el techno o el trance más minimalista. Si desean ampliar información, visiten la web oficial, aunque como bien saben, se trata de una de uno de esas experiencias únicas que hay que vivir para realmente comprender todas las bondades que les he ido contando.