Cuando tienes una escalera real de color en el Poker sabes que estas ante la máxima jugada a la que vas a poder apostar, das por hecho que como esta situación, pocas; pues análogamente es lo que pasa cuando una vez al año la promotora Luminosity Events reúne al mayor elenco de artistas de trance que puedas ver y disfrutar durante un festival. La diferencia con el Poker es que con este movimiento sabes que tienes una jugada ganadora por lo que ¿por qué no apostar? Nosotros ya jugamos hace unos meses en otra partida de enormes dimensiones (ver crónica), pero estamos deseosos de sentarnos en el tapete de los Poker Stars.

Y es que del 27 al 30 de Junio, durante 4 mágicos días y en horario festivalero diurno, Luminosity Events nos trae el festival por excelencia del trance: Luminosity Beach Festival 2019. En este su 12º aniversario, el nivel es de auténtica matrícula de honor, sin miramientos ninguno el más completo line up en cuanto a festivales tranceros que puedan organizarse. Nombres de la talla de Paul Van Dyk, Ferry Corsten, Markus Schulz, Cosmic Gate, John O´Callaghan, Solarstone, M.I.K.E. Push, Roger Shah y así hasta completar un cartel de 11 que harán que los poros de tu piel se embriaguen con tanto nivel de emoción musical.Y ojo porque si esto no fuera poco,  ofreciendo como el año pasado una notable presencia del trance más clásico, algo que un servidor agradece y muchísimo, ya que es bastante fácil disfrutar del trance actual más melódico y progressivo pero más que engorroso asistir a sets sólo enfocados a las obras de artes que podíamos disfrutar hace más de una década.

Así que no te lo pienses más y apuesta a jugada ganadora. Encontraras sol, buenas temperaturas, un ambiente de lo más enriquecedor y en un lugar idílico y playero como es Bloemendaal aan Zee​, muy cerca de Amsterdam y pegado a la maravillosa ciudad de Haarlem. Te dejamos toda la información de su web y de su evento Facebook oficial. Y apresúrate porque queda muy poco para colgarse el cartel de no hay billetes. Nosotros ya estamos en la búsqueda de un bañador guerrillero y unas buenas gafas de sol.