El pasado Jueves 13 de abril se celebraba el Spring Break Festival de Family Club, clubbers de toda la geografía española, aprovechando la festividad de Semana Santa, peregrinaban hasta el club toledano de Sonseca para darse cita con algunos de los artistas top techno del momento. Un cartel confeccionado al milímetro, con artistas que recorren el amplio espectro que supone hablar de techno.

Tras recoger el pase de prensa, hicimos un pequeño reconocimiento de la sala, en la que aún no conocíamos los cambios que desde principios de temporada se hacen notar en Family, y en la Main ya se encontraban Raúl Parra y Luis MF, eternos residentes del club de Sonseca, con una pista que aún no estaba demasiado poblada pero con una energía que solo los residentes desprenden, y ahí estaban los fieles, dando los primeros bailes de la noche al son del dúo manchego.

raulparraluismf
Rápidamente, subimos hasta el área Haters, donde PetDUO, conocido en el mundo del hardtechno y schranz estaban presentando su proyecto Resisthor, abarcando sonidos techno, restando velocidad pero nunca renunciando a la contundencia que les caracteriza.

El siguiente en nuestra ruta era Egbert, con su particular sonido, tardó muy poco en encender The Cave, una hora de directo, que como bien reza en su portátil, se basó en producciones propias.

En la main, por algún motivo que desconocemos,  se modificaron un poco los horarios, lo que hizo que, las actuaciones de Lady Starlight, Black Asteroid y Dave Clarke se convirtieran en una auténtica jam session, tocando todos con todos. Remarcando el directo de la norteamericana por encima de todo.

Mientras tanto, la zona Haters se había convertido en un guetto de schranz, los incondicionales de este género no necesitaban nada más que a sus ídolos repartiendo beats desenfrenados a diestro y siniestro. La noche iba de manos a manos; Kanache, Candy Cox, Daniela Haverbeck y PetDUO pusieron patas arribas la planta superior de Family Club.

family-club

El encargado de cerrar la sala principal fue Dax J, que actuaba por primera vez después de todo lo acontecido en su actuación en Túnez. Se le veía algo agarrotado, pero fue cuestión de minutos, coger confianza de nuevo frente a un público y salirse una vez más con la suya. Y es que, chismorreos, amarillismo y sensacionalismo aparte, Dax J no deja de ser el artista del momento, con una ascensión meteórica, está llamado a ser una figura muy importante dentro de la escena.

Nosotros pusimos aquí punto y final, pero muchos de los clubbers seguían con ganas de fiesta, así que Family organizó una sesión matinal en su área Haters para los que aún seguían con ganas de más.

Desde estas líneas, agradecemos el trato recibido en la sala, y contamos ya los días para volver a visitarla.

FOTOS: Archivo, Facebook Family Club.

Hacer Comentario