Un año más, llegados mediados del mes de agosto, poníamos rumbo hasta la parte más oriental de Almería, Dreambeach Villaricos celebraba su sexta edición y nosotros no nos la queríamos perder, un cartel bastante apetecible en cuanto a techno se refiere y una compañía más que agradable eran motivos suficientes para acercarnos hasta el macro festival andaluz.

JUEVES

Poco antes de la media noche accedimos al festival, tras recoger nuestras acreditaciones, hacer un pequeño reconocimiento a la zona de prensa y presentarnos ante el responsable de comunicación de Dreambeach Villaricos decidimos empezar nuestro festival, en el que en ese día tan sólo tendría dos escenarios abiertos, el Stage Brugal y el Dreams Tent.
Tan sólo un par de ojeos por el Stage Brugal mientras Natos & Waor y Kase.O terminaban sus actuaciones y ya no volveríamos abandonar el Dreams Tent en toda la noche.

Sin embargo, no fue hasta las 3:30 cuando realmente empezó nuestra experiencia Dreambeach, hasta esa hora, Patrick Topping y Skream, Oxia y Marc Maya y por último Christian Smith y Víctor Ruiz se fueron sucediendo en tres manos a manos que brillaron por momentos pero que al final se volvieron algo repetitivos y monótonos, sin que ninguno aportara algo destacable al discurso del festival.

Cómo decíamos antes, a las 3:30 se produciría un punto de inflexión y la plana mayor del sello techno por excelencia en España hacía acto de presencia, Pole Group había aterrizado en Villaricos con hasta 6 componentes más el bueno de Truncate.

El trío formado por los dos componentes de Exium (Valentín Corujo y Hector Sandoval) y Reeko empezaron a enfriar el ambiente, se dedicaron a irse por unos derroteros más mentales, haciendo el cuerpo a lo que estaba por venir. Un set muy correcto y educativo, dejando la pista a punto de caramelo a uno de los platos fuertes del jueves, el mano a mano entre el portugués Lewis Fautzi y nuestro baluarte y artista más importante le pese a quien le pese, Óscar Mulero.

Quien sea seguidor del sonido Pole, sabe más que de sobra que en hora y media, estos mastodontes no tienen la posibilidad de desenvolverse como ellos bien saben, sin embargo, tiraron de galones y se dedicaron a repartir a diestro y siniestro, un sonido muy musculoso, muy robusto, un soundsystem que ahora si estaba siendo muy agradecido con el sonido que emanaban sus cajas y allí nadie paraba. Sinceramente, si me dicen que sólo pincharon 5 minutos me lo hubiera creído porque se me hizo cortísimo.

Para ponerle la guinda al pastel del jueves nadie mejor que Ben Sims, esta vez con el proyecto Assailants que comparte con Truncate. Fueron los que se llevaron el gato al agua, Exium b2b Reeko y Óscar Mulero b2b Lewis Fautzi elevaron fuertemente el nivel, pero amigos, nadie juega con Ben Sims, con un sonido cristalino, rápido, muy bien ecualizado y yendo directamente a la yugular acabaron con todos, invitando constantemente al baile no dejaron gallinas con plumas.

 En ese momento, ponemos rumbo a nuestros alojamientos, que casualidades del destino, en esta ocasión sería un camino más largo de lo habitual, pero eso ya lo contaremos en otro capítulo.

Big fun going b2b as the #assailants Dreambeach Villaricos with partner in crime Truncate, serious production and a wicked vibe! Here’s 7.45am 🙌🏻

Posted by Ben Sims on Friday, August 10, 2018

 

VIERNES

Una vez recuperados de la primera jornada, tras haber descansado lo suficiente, haber recuperado electrolitos y haber comentado en el salón del apartamento la jugada del jueves, volvemos a poner rumbo al festival.

Aquí es el momento remarcar el buen funcionamiento del servicio de transporte que este año tenía el festival, con muy pocas colas y apenas unos minutos de espera ya te encontrabas de nuevo en camino. Para esta jornada tan sólo tendríamos el sonido techno en el Dreams Tent.

Esta jornada también la aprovecharíamos para intercambiar unas palabras con nuestro enlace en el festival, el responsable de comunicación Ibai Cerejo, el cual resaltaba el buen funcionamiento que esta edición estaba teniendo en cuanto a accesos, el nivel de producción y el nivel de calidad en el sonido de la carpa Dreams Tent. Además hacía referencia al espectacular plantel que presentaba en esa jornada, con Paco Osuna, The Martinez Brothers, Ricardo Villalobos, Loco Dice, Richie Hawtin y Amelie Lens en un mismo escenario, lo que hace que Dreambeach Villaricos se sitúe en el primer nivel de festivales europeos.

 

De la jornada del viernes, destaco la actuación de Richie Hawtin, años y años siguiendo y viendo al artista canadiense y nunca llegué a conectar cien por cien con él, siempre acababa abandonando el stage por alguna razón u otra, sin embargo, esta vez me encandiló desde el minuto uno.

Un set muy bien estructurado, manteniendo siempre su sonido característico pero dándole un punto más a la velocidad, metiendo poco a poco los matices que convertiría su set en un complejo conglomerado de estructuras muy bien alineadas, listas para el disfrute de los allí presentes.

Anoche se servía uno de los platos principales en el Dreams Tent del Dreambeach Villaricos, Richie Hawtin puso bocabajo la carpa denominada como la ‘Catedral del Techno junto al mar.’

Posted by Grow Sound Mag on Saturday, August 11, 2018

El otro set a destacar en la jornada del viernes sería el cierre de la belga Amelie Lens, sería la primera vez que la vería en directo, pero me dio la sensación de que la llevo viendo años y años, la gente se me tira al cuello cuando digo que soy de los que opinan que Lens está algo sobrevalorada, pero yo no creo en las carreras meteóricas, yo creo en las carreras de fondo.
Sin embargo, allí estaba ella, con una carpa a rebosar, lanzando bombas a diestro y siniestro, unas veces más acertada que otras pero el resultado era el mismo, la gente danzando sin parar hasta el cierre de la jornada.

La figura del momento, Amelie Lens cerrando el Dreams Tent en esta segunda jornada de Dreambeach Villaricos

Posted by Grow Sound Mag on Friday, August 10, 2018

 

SÁBADO

Para un servidor el día grande sería el sábado, se abriría el espacio Red Planet, una carpa pequeña, con un buen sonido pero mejorable obviamente, si tenemos en cuenta la delicia que había instalada en el Dreams Tent, creo que tengo la oportunidad de exigir que se siga mejorando este espacio, aunque este es el camino a seguir.

Prácticamente no me movería de esta carpa en toda la noche, desde que hice la entrada con The Advent hasta la salida con el apoteósico cierre de Paula Temple y Rebekah. Así que, al turrón.

El primer artista que tuve la oportunidad de disfrutar, como ya he dicho, fue The Advent, en formato directo y con un rollo y conexión con el público increíble, tirando de muchos clásicos, como el Crispy Bacon o el La La Land.

La noche dedicada al Techno en Dreambeach Villaricos tiene nombre, RED PLANETC-system y ORBE ya han pasado por aquí, es el turno del directo de The Advent 🔊🔊

Posted by Grow Sound Mag on Saturday, August 11, 2018

 

El siguiente en pasar revista sería el argentino afincado en Barcelona Flug, con una carpa que cada vez iba teniendo más presencia de clubbers se dedicó a machacarlos literalmente. El nivel fue subiendo conforme la madrugada iba adelantando y el buen rollo que se respiraba en ese espacio era patente.

Tras el argentino, el turno era de Raffaele Attanasio, eran muchas las ganas que tenía de ver al italiano en formato Live, sin embargo, esas ganas se fueron diluyendo conforme avanzaba el set. Tardó mucho en arrancar, se tiró por unos derroteros más dub y el ritmo de baile que traíamos lo atascó. Decidimos hacer una pequeña pausa, tomar aire y enfrentar la última parte del festival con toda la energía posible.

La última parte del festival la definí como el emparedado de pan de Birmingham con filete maracenero. Para mí la mejor parte del festival, las cuatro horas y media de mejor música de todo Dreambeach, seguramente las tres mejores sesiones y ojo, que el nivel del jueves y el set de Hawtin no dejaron títere con cabeza.

Blawan parece que no va con el la cosa, él se pone a lo suyo y parece que está jugando a la Game Boy mientras pasa el rodillo a los presentes, track tras track se hace dueño de la pista y cuando quieres echar cuentas no sabes por donde te ha venido. Sin lugar a dudas, para mí, esta temporada ha sido la del disfrute de Blawan en todos sus formatos, tanto dj set como el directo con su proyecto Karenn, y además teniendo la suerte de haberlo disfrutado en dos ocasiones por formato y amigos, si la salud le respeta, creo que tenemos quien reine en el mundo del techno por mucho tiempo.

Blawan, uno de los principales reclamos del espacio RED PLANET en Dreambeach Villaricos, sin duda una de las actuaciones más destacadas del fin de semana.Muy pronto la crónica de nuestro paso por el festival almeriense.

Posted by Grow Sound Mag on Sunday, August 12, 2018

 

Tras Blawan era turno del dueño de esta carpa, es impensable un festival Dreambeach sin Horacio Cruz, además que se nota en el ambiente cuando se le va acercando la hora al maracenero, con una carpa prácticamente llena, Horacio se puso manos a la obra y dejó un bonito regusto para el recuerdo.

Algo que se comentaba mucho entre los allí presentes mientras Horacio hacía de las suyas era que, molaría verlo alguna vez cerrando el Dreams Tent, puesto que la gente lo considera como un fijo del festival que, seguramente junto con Gonçalo, sea el único que no ha faltado a ninguna de sus 6 ediciones.

 

El último set de este Dreambeach Villaricos 2018 correspondería a las dos chicas de acero, Rebekah y Paula Temple, no se de donde sacamos las fuerzas, seguramente de la energía que desprendían la británica y la germana. Truchón en sentido estricto y fiesta montada, hardtechno por doquier, a más de 140 bpm pero llevado con una elegancia pocas veces vista, creo que si las hubieran dejado, aún seguiríamos allí bailando a su son.
Para mí el mejor set del festival sin duda, ¿que le hago? Me gusta el bakalao.

 

 

 

De nuevo marchamos hasta nuestros alojamientos ya con la pena de saber que no volveríamos a pasear por esa playa de Villaricos al menos hasta el año que viene.

Desde estas líneas, tan sólo me queda agradecer a la organización el trato recibido en este festival, en especial a Ibai y Poli por su predisposición y ayuda para facilitar nuestro trabajo.

¡NOS VEMOS EN 2019!