El pasado viernes 1 de enero parte de nuestro equipo se desplazo a la localidad madrileña de Leganes para asistir a la que sería la primera edición de WAN Festival. Lo que allí aconteció nos dejó sin palabras… pero intentaremos buscar alguna para poder contároslo en esta crónica.

WAN Festival llegaba este año a su primera y más difícil edición promovido por dos pesos pesados de la escena electrónica en nuestro país, Reverse y Dreambeach. Desde el primer momento se nos anunció como un evento único, donde se primaria la buena producción y un line up de infarto por encima de todas las cosas, y la verdad que cumplieron y la realidad (por una vez, al fin) superó las expectativas. Entremos en meollo.

Nuestra historia en WAN Festival comenzó pronto, culpa de ello tendría la pronta actuación de Richie Hawtin, quien comenzaría su actuación a eso de las 19:00 de la tarde, por lo que previendo alguna que otra cola en hora punta decidimos anticiparnos y accedimos al recinto a las 18:15. El residente de Reverse, Karretero fue el encargado de recibirnos a golpe de bombo y con un sonido que aún no dejaba entrever lo que allí iba a acontecer cuando el brillante soundsystem L-Acoustic desplegado en La Cubierta desplegara todo su potencial y dejara claro desde el primer momento que la estrella del festival iba a ser el. Con Karretero a los mandos nos sorprendió  la facilidad con que podríamos situarnos en primera fila de la pista o movernos de esta hacia los  baños o barras para pedir, resumiendo, pese a los más de 9000 asistentes (acorde con algún que otro medio especializado) que se daban cita en la cubierta los aforos estaban muy controlados y el agobio no iba a impedir que disfrutaremos el festival como merece, primer punto a favor de WAN.

 

El siguiente punto a favor, y para mi, junto con el magnifico line up, el mejor de todos sería el trabajo de producción, os puedo asegurar que ha sido de los mejores stages que hemos podido ver en un recinto cubierto. Varias pantallas led dispuestas tras la cabina y a ambos lados de esta, que junto con el innumerable número de cabezas móviles y algún que otro efecto láser  hacían del evento un autentico espectáculo visual. Pero sin duda lo que más destaco y lo que probablemente sea mejor recordado de la primera edición de WAN sea el equipo de sonido. Firmado por L-Acoustic desde el minuto 0 te envolvía en una vorágine de bajos contundentes y guturales que ya no te dejaría escapar en toda la noche, nadie puede decir que la presión de graves era baja, que los medios o agudos no sonaban correctamente o que aquello chisporroteara de saturación, a nuestro juicio, perfecto.

wan festival crónica

Y es que el cartel de la noche necesitaba de un buen soundsystem muestra de ello es la entrada en escena a las 19:00 justas de uno de los cabezas de cartel de esta edición, Richie Hawtin. Hacia poco que le habíamos visto en la sala granadina Industrial Copera, y las sensaciones que de allí nos trajimos fueron de lo más positivas, íbamos en sobre-aviso de que algo ha cambiado en Richie Hawtin, volviendo a los sonidos que le encumbraron hasta la cima de la electrónica y haciendo disfrutar y bailar sin parar durante sus sesiones. Lo de Hawtin el pasado viernes fue brillante. Tras la desafortunada actuación de este el pasado año en otro evento donde el paso de Hawtin  fue con bastante más pena que gloria, se la debía a los madrileños  y así fue, una sesión que te hacia moverte sin parar a golpe de ritmo, sonidos y techno, mucho techno, no podíamos dar crédito de que fuera primera hora de la tarde y la cubierta se encontrara ya en plena ebullición a grito tendido cuando este bajaba la música y sabias que pronto rompería con otra linea de bajo aún mayor y mejor que  la anterior dejando prácticamente tus ojos fuera de sus órbitas.

wan festival richie hawtin

A las 21:00 Richie Hawtin concluiría su actuación y daría paso a Gonçalo,  quien sin bajar el listón de su predecesor elaboró un set divertido y dinámico que iría evolucionando de alguna manera para dejarle en bandeja de plata a Luciano, quien tomará los mandos después de el, un ruedo lleno a rebosar y donde nadie iba a parar ya de bailar ni un solo momento. Gonçalo firmó el cierre de su sesión con el remix de Opus de Eric Pryd (Four Tet Mix), tema que será uno de los más recordados de esta edición de WAN Festival y que Luciano también dejaría tronar minutos después. Cumpliendo a rajatabla los horarios, (no hubo ni un solo retraso) a las 22:00 hizo su aparición Luciano. Si estuviéramos hablando de un club pequeño probablemente esta crónica en cuanto a lo musical respecta cambiaría bastante, pero que coño, era año nuevo y la gente allí estaba a disfrutar y bailar y de eso sabe muy bien el chileno, quien a base de sonidos tribales, melodías, vocales y un bajo atronador firmo una de las sesiones más divertidas que le he visto ejecutar, temas como The Bells de Jeff Mills entre otros hicieron las delicias del público, quien también hay que decir, hizo gala de un civismo más que respetable durante todo el evento.

El evento llegaba así a su ecuador, momento álgido en el cual el capo de Desolat, Loco Dice, hizo su aparición con ese estilo propio que le caracteriza el cual bebe del  Hip Hop entre otros estilos conformando un techno arrollador que te atrapa y no te deja parar de bailar. Tras Dice, turno de la que para un servidor era la actuación más esperada de la noche, Tale Of Us. Quienes desde el primer momento dejaron que la oscuridad y contundencia de sus sesiones invadiera cada rincón de La Cubierta, no tengo palabras para describir su set, cualquier adjetivo se quedaría corto. Apoteósico por tanto el momento vivido cuando los primeros acordes del Cleric de Recondite comenzaba a sonar o cuando llego el momento de escuchar su track Another Earth que nos dejó con el amargo sabor de boca de que muy probablemente tardaremos el volver a disfrutar de una sesión a la altura de la de los italianos mucho tiempo. Sin lugar a dudas, lo mejor de la noche.

wan festival crónica

Estamos por tanto en la recta final del evento, momento en que Paul Ritch iba a dejar a los mas “radicales”, los cuales ya reclamaban algo mas de fuerza, con la boca abierta con su repertorio de puro techno. Contundencia y velocidad en estado puro, es difícil que un artista que firma tracks en sellos que son buques insignia del techno como es Drumcode haga un set que no este a la alturas de las circunstancias, y esto quedo bien claro el pasado viernes. El cierre estaría a cargo de uno de los artistas nacionales más relevantes y con mejor saber hacer del momento, Uner, quien compartirla back to back con Andrea Oliva y quienes elaboraron una sesión de lo mas acertada para un cierre en un evento de este tipo, tracks famosos y pisteros como un rework de Spastik de Plastikman o la desafortunada repetición del Cleric de Recondite.

En resumen, probablemente estemos ante uno de los mejores festivales a los que hemos asistido. La organización prometía gran producción y un gran interés por el público y la comodidad de este, cosa que se ha visto plasmada en la realidad y en un festival que hasta el momento solo ha recibido buenos comentarios en redes sociales por parte de los mejores críticos, es decir, el público. También es verdad que estamos en su primera edición, y no podemos adelantar acontecimientos, pero pocos eventos se ven hoy en día donde en su primera edición casi la totalidad de los asistentes se vayan a casa con ganas de repetir. Por poner algún punto en contra, y a modo de critica constructiva, creo que la ubicación de las barras en la zona de gradas no era las más apropiada, en momentos de afluencia en estas tenias que hacer algún que otro equilibrio-malabarismo para poder pedir y mantenerte al nivel de la barra. Por otro lado, creo que en sucesivas ocasiones, también se debería de barajar otro método para el acceso de gradas a pista y viceversa pues estoy seguro que más de un grupo de amigos quedo dividido a lo largo de la noche por la política de accesos entre un espacio y otro, aunque si bien es verdad que gracias a esto se pudo disfrutar de una manera cómoda tanto de las gradas como de la pista. Sin más, concluimos nuestra pequeña historia en WAN Festival, deseando con fuerza y sin ninguna duda, una edición 2017 donde estamos seguros se superaran, aunque ya os digo que es difícil, porque el nivel de este evento rozo con todas las de la ley la perfección.

 

Hacer Comentario