El que avisa no es traidor. Como ya adelantábamos en su correspondiente previa, el pasado sábado aterrizaban en Granada dos de los mayores exponentes dentro del techno industrial británico/berlinés, en la que tenía todas las papeletas de ser una de las grandes noches que Industrial Copera tenía preparada para esta temporada.

Obviamente Grow Sound no iba a perderse semejante oportunidad de disfrutar de ellos, junto al resto de público amante del techno que esa noche se dejó caer por la mítica sala granadina, terminando por crearse un ambiente fantástico.

La noche la empezaría KEREM, con un warm up muy correcto, dándole a la pista poco a poco algo de color. Lo de los nervios en él es un concepto que lo tiene eliminado, las hechuras y tablas que está cogiendo nos hacen vislumbrar un futuro, cuanto menos, prometedor.

Se le veía tranquilo y disfrutando de su propia selección, de la que destacaríamos un clasicazo como es el Minus Orange de Hawtin, el Methodical de Reeko o el Rgrgrgrrrgrgrgrgrr de SHXCXCHCXS, y no, no se nos ha quedado el teclado pillado, es el humor de estos dos suecos. No es un secreto que en la redacción de Grow Sound Mag sentimos cierta predilección por los chicos de T-Label , ya contamos las horas para volverlos a ver el próximo viernes 20 junto a uno de los nombres del momento, Kobosil.

Perc subía al escenario y empezaron 2h de directo en las que el bombo destructor del británico ni se planteó bajar de los 130-135 bpm. El goteo de temas de su sello Perc Trax fue constante, como no podría ser de otra manera, intercalado con otros tramos llenos de acid y de golpes, efectos, ruidos secos y demás atmósferas tan característicos del techno industrial.

También hizo acto de presencia su trabajo de estudio, especialmente el ubicado dentro de su último álbum (Bitter Music). Sus temas en los LPs buscan más la experimentación y las atmósferas más sucias a costa de los ritmos más bailables, pero al usarse en su directo, Perc los pasaba por su filtro de bombos y ritmos, listos para destrozar la pista de la forma más agresiva. Mención especial, como ya comentamos en la previa, al tema más popular que ha tenido últimamente: “Look What Your Love Has Done To Me”.

Las 2h de Perc se nos hicieron cortísimas, pero cumplió de sobra con las altas expectativas. Se llevó una gran ovación, junto a las suelas del calzado que más de uno se dejó en la pista. Y, sin apenas dejar tiempo para respirar, Dax J empezó con otra descarga de artillería desde el escenario, lanzando bajos atronadores prácticamente desde el primer minuto.

Por delante quedaban 3h en las que dejó patente el gran estado de forma en el que se encuentra. Se zambulló más aún en el acid que su compañero, y se permitió algunos picos en los que la velocidad directamente nos puso a prueba física y mentalmente. Los bombos del techno industrial eran asaltados con samples de amen break, drum & bass y demás toques raveros tan de su gusto. Pudimos escuchar casi en primicia como suena su nuevo LP (Offending Public Morality, lanzado un día antes de la fiesta bajo su propio sello). Repasando el álbum, comprobamos que Dax J utilizó en la pista temas como “Reclaim Our Lost Honor”, “Kerb Crawling” o el que da nombre al LP. Y os podemos asegurar que funcionan a la perfección, y que próximamente darán muchísimo juego en sesiones alrededor del mundo. Por supuesto, también pinchó temas venidos de su propio sello, Monnom Black, y otros que ya estuvieron muy de moda el año pasado, como el remix de Danilo Incorvaia & Empyrean al “When My Girlfriend Make a Joint”, de WarinD.

Después de 7h de atmósferas rave y techno industrial, finalmente llegó el agridulce momento en el que las luces encendidas invadían la oscuridad de la pista, la música dio paso a las conversaciones de los muy satisfechos asistentes, y regresamos de vuelta a la realidad. Con el cuerpo exhausto, desde luego, en una noche más exigente que de costumbre en cuanto a lo agresivo del baile, pero quedándonos con la enorme recompensa que suponía para los amantes del techno.

Esperemos que muy pronto Industrial Copera vuelva a hacer honor a su propio nombre, apostando de nuevo por los ritmos agresivos y oscuros que nos traen artistas de este calibre, y que cada vez tienen más y más hueco en nuestro país.

Como siempre, allí estaremos para contarlo.

 

Texto: Manuel JP y Lektro

Fotos: Fran Ortiz