Puede que muchos de vosotros no sepáis quien es Justin Patti. Reconozco que ni yo mismo lo conocía antes de pisar tierras holandesas. Se trata de uno de los peces gordos de la escena techno de este país, tanto por su faceta como pinchadiscos, como por su don para descubrir nuevos talentos y organizar varios de los eventos más potentes y oscuros de Rotterdam. Justin es sinónimo de dark-techno, es el líder y creador del colectivo Strobe, responsable de las mejores fiestas techno de la ciudad. A través de la siguiente entrevista, nos desvela detalladamente toda su trayectoria profesional, sus secretos, experiencias personales, opinión sobre debates candentes como el de la era digital vs. métodos analógicos… así como interesante información acerca de la escena holandesa, tanto actual como durante sus inicios. No se pierdan un detalle, ¡les prometo que merece la pena!

Antes que nada, muchas gracias por prestarnos algo de tu tiempo para responder nuestras preguntas… ¡Vamos allá!

Empezaste a producir música hace casi diez años, cuando decidiste adentrarte en el mundo digital… ¿Cómo te definirías mejor, como DJ o como productor? ¿Cuál de estas dos facetas has desarrollado más?

Me veo mucho más como DJ que como productor. Se necesita invertir muchísimo tiempo en estudio para convertirte en un buen productor. Lo intenté, pero nunca tuve demasiado tiempo para producir música. Gracias a Strobe, he conseguido un buen trabajo, disfruto haciendo lo que realmente me gusta, como por ejemplo pinchar discos (SoundCloud).

Hoy en día hay un gran debate sobre los métodos digitales y analógicos, Traktor vs. vinilos… ¿De qué lado estás? ¿Qué piensas sobre este tema?

Saber manejar diferentes formatos siempre es positivo para el desarrollo de un DJ. No me posiciono en ningún lado, simplemente son diferentes formas de reproducir tracks. Sinceramente, no me importa cómo mezclan otros artistas, hay que dejar que la propia música haga tu trabajo, asegurándote de que la sesión sea buena. Por cierto, mi mesa favorita sería una Xone, aunque supongo que esto da para otro debate… jajaja.

Actualmente, es muy fácil verte en line-ups junto a tu colega Rachid Prins, formado el dúo Patriarch Conflicts… ¿Qué ventajas tiene actuar juntos? ¿Te sientes más cómodo haciendo back to back o actuando sólo?

Las ventajas de actuar juntos es que dos mentes se convierten en una. A veces, Rachid escucha música electrónica realmente rara que nunca he escuchado antes, pero (mayoritariamente) me encantan esos sonidos excéntricos que aporta. Ambos procedemos de diferentes backgrounds musicales, pero él todavía mantiene esa conexión con el pasado. Hacer un back to back con Rachid siempre me resulta divertido.

Si te soy sincero, a menudo nuestras sesiones no están preparadas, por lo que nunca sé de antemano qué va a poner, así que tengo que asimilar y reaccionar a los temas que me lanza. Obviamente, me siento más cómodo actuando en solitario, ya que tengo todo el control de las mezclas. Sin embargo, creamos el dúo Patriarch Conflicts allá por 2012, por lo que nos conocemos mutuamente muy bien. Con Rachid me siento suficientemente cómodo como para desarrollar un buen set.

¿Cuál es el origen del nombre “Patriarch Conflicts”?

 Cuando decidimos unir nuestras fuerzas, necesitamos adoptar un nuevo nombre. Recuerdo que nos fumanos unos “cigarrillos de la risa” y comenzamos a jugar con las letras de nuestros nombres. De esta manera, generamos la primera palabra, “Patriarch”, la cual proviene de nuestros nombres de pila, “Patti” y “Rachid”, pero con esto no tuvimos suficiente, así que decidimos añadir algo más. Buscamos en un diccionario y se nos apareció la palabra “Conflicts”, que es precisamente lo que tenemos cuando actuamos juntos (conflictos). Así que ya lo teníamos: Patriarch Conflicts.

Tanto tú como tu colectivo están trabajando duro produciendo eventos verdaderamente undergrounds en Rotterdam… ¿Estás contento con los resultados? ¿Sientes quizás falta de apoyo en esta tarea?

Lo que comenzó siendo un hobby está resultando ser un negocio ahora, y debo decir que está siendo mucho más duro de lo que esperaba. Cuando empezamos a montar fiestas antes del nacimiento de Strobe, como colectivo ROT, en el Bootleg DJ Café, todo era mucho más fácil. ROT funcionó como una lanzadera para nuevos talentos, invitábamos a nuestros amigos para que vinieran a tomarse algo y poner música. Desgraciadamente, Bootleg tuvo que cerrar sus puertas, por lo que decidimos seguir adelante creando el nuevo colectivo, Strobe. La cosa cambia radicalmente cuando tienes que traer varios artistas de diferentes nacionalidade. Tienes que trabajar duro en la promoción del evento para alcanzar el millar de asistentes. Hay muchos otros factores que cuidar, aunque a veces muchos infravaloran este trabajo. Es por ello por lo que respeto profundamente a otros colectivos de éxito.

Debo decir que después de cuatro años encabezando Strobe, creo que estamos haciendo una labor más que decente. La empresa está saneada y estamos consiguiendo poner nuestro nombre no sólo en las calles de Rotterdam, sino también alrededor del planeta, en parte gracias a nuestro canal Strobe FM Podcast. Nuestros seguidores son realmente fieles, y siempre crean el ambiente adecuado para nuestra fiestas. Queremos acercarnos al público porque ellos son parte importante de Strobe.

Gracias a dios no somos los únicos produciendo eventos underground en nuestra ciudad, existen otros colectivos similares que también mueven este tipo de fiestas…. ¡esto es lo que mantiene al techno con vida!

Rotterdam es conocida como una ciudad industrial, famosa por los orígenes del hardcore… Se supone que también es una ciudad underground en cuanto a música… ¿Piensas que esto es cierto?

¡Por supuesto! A mi parecer, Rotterdam es underground, y lo ha sido así durante décadas. La cultura del hardcore es un claro ejemplo, de hecho yo mismo fui un amante del hardcore, y todavía me gusta escucharlo, me trae muy buenos recuerdos. No obstante, ¿qué es underground hoy en día? Lo que puede significar para ti y para mi como música comercial, para otro podría ser underground. Puede que ese término se refiera más bien a un sentimiento. Por cierto, con Strobe montamos un par de raves ilegales, ¡y esas sí que fueron definitivamente underground!

¿Puedes contarnos un poco más acerca de esas raves? ¿Podemos esperar alguna otra más próximamente?

La primera fue en un almacén abandonado, contamos con varios talentos locales que sólo trajeron a sus amigos. El sitio era pequeño, como máximo para 200 techno-lovers, así que tuve que hacer una lista de invitados. El ambiente fue increíble, todo el mundo se conocían entre ellos, o bien, terminaron conociéndose durante las doce horas de rave. La otra fue un poco más grande, dentro de una fábrica desmantelada, habitada por okupas hardcore, pero pudimos adaptarla a un evento Strobe gracias a leyendas como Bas Mooy, Charlton, Flink y otras actuaciones locales. No sé qué más puedo contarte… supongo que simplemente, había que estar allí para vivirlo. Definitivamente, deberíamos hacer algo así de nuevo, pero sólo si encontramos el tiempo necesario para hacerlo en condiciones, porque no es tan fácil como parece.

Desde mi llegada a Rotterdam a principios de año, he podido asistir a un par de eventos Strobe, y debo decir que han sido de los mejores a los que he acudido por esta ciudad… ¿Cuáles son tus objetivos organizando fiestas como estas? ¿Estás pensando en expandir tus eventos también fuera de Rotterdam?

Mi principal objetivo es mostrarles al público el techno que más me gusta y compartirlo con la gente que siente lo mismo. También es importante mantener a Strobe económicamente a flote para poder seguir produciendo eventos como estos. A pesar de que estamos muy orgullosos de pertenecer a Rotterdam, la idea de expandir nuestro concepto hacia otras ciudades ronda por nuestras cabezas, siempre tenemos un ojo puesto en nuevos emplazamientos. En un futuro no muy lejano, un Strobe Festival podría estar bien. Y sí, un sitio apropiado podría ser una zona industrial abandonada, a modo de una rave ilegal. Está en el top de nuestra lista de deseos, desde luego.

Este fin de semana vas a montar un gran showcase junto con MORD Records… ¿Te resulta complicado traer a Rotterdam sellos tan importantes como MORD?

Allá por 2011, comenzamos a colaborar con Bas Mooy (MORD Records), cuando hacíamos fiestas en el Bootleg DJ Cafe. Desde que descubrí Strictly Techno hace unos diez años, tengo mucha admiración por Bas. Todavía recuerdo aquel día en el que lo vi de compras en el supermercado y le susurré a mi ex-novia: “¡Mira, Bas Mooy está allí!”, jajaja. El respeto es mutuo, trabajar con él es todo un placer. Ahora somos grandes amigos, pero sigo admirándolo como el primer día. Además de ser un artista genial, es uno de los tipos más enrollados de la escena, siempre que lo necesito puedo llamarlo para charlar un rato o para pedirle consejo. Por lo tanto, organizar un showcase con uno de los mejores sellos del momento no fue tarea difícil. Bas siempre nos elige para sus showcases, así que todos contentos. Juntos, desarrollaremos un evento espectacular el próximo 10 de septiembre en la sala Factory 010 (ver).

Gracias por responder sincera y detalladamente a todas mis preguntas, espero que continúes en esta línea de trabajo, los amantes del techno valoramos mucho tus eventos y tu música… ¿Podrías darnos alguna pista sobre futuras fiestas o colaboraciones para Strobe?

 El 5 de noviembre traeremos a Factory 010 algunos de los mejores directos internacionales del momento, en lo que será el último evento del año. Tras ésta, en enero de 2017 celebraremos nuestro cuarto aniversario. Todavía no puedo decir mucho acerca del mismo porque no hemos terminado de concretar el line-up. Puedes seguirnos en Facebook para permanecer informado.

Muchas gracias por elegirme para tus entrevistas y por tu aprecio, Pablo. Esto significa mucho para nosotros, y es una de las razones por las que Strobe continua al pie del cañón.

Entrevistador: Pablo Ortega

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.