Adam Kaase: “La música es uno de los motores de mi vida”

Hace unos días publicamos la noticia del debut de Adam Kaase en el sello Fresco Records con los temas “Vangelis” y “Serenade“. No hemos querido dejar pasar la oportunidad y nos hemos sentado a charlar con el productor que seguro dará que hablar en los próximos años.

-¿Qué lugar ocupa la música en tu vida?

Hola, ¡gracias por contar conmigo! La música es uno de los motores de mi vida. De hecho, mi objetivo es mejorar mis producciones cada día. Últimamente estoy disfrutando de grandes oportunidades para profesionalizar el trabajo al que llevo dedicado más de 5 años. 

Adam Kaase debuta en Fresco Records

-¿Cuándo y cómo descubriste la música electrónica?

Fue en octubre de 2013 cuando tuve la oportunidad de viajar a Ámsterdam para el Amsterdam Dance Event (ADE). Allí conocí en profundidad la escena de la producción musical. Fue entonces cuando surgió en mí la necesidad de transmitir los mismos sentimiento que había experimentado durante las actuaciones. Tenía ganas de crear y de generar emociones en el público, del mismo modo que había ocurrido conmigo. Además, soy competitivo por naturaleza y esto ha supuesto un gran desafío en mi vida. 

-¿Dedicarte a ella profesionalmente ha sido siempre uno de tus objetivos vitales?

Sí, desde octubre de 2013 estoy plenamente centrado en poder vivir exclusivamente de la música. Además, otro de mis objetivos es ser reconocido en la escena por mi profesionalidad y situarme entre los mejores productores. Sé que me queda mucho camino por delante, pero esa es mi meta. 

-¿Quieres o alguna vez has querido emular los pasos de algún/a artista en concreto?

¡Por supuesto! Siempre me he sentido inspirado por diferentes estilos de producción y artistas con diferentes técnicas de mezcla. Una de mis inspiraciones y motivaciones ha sido la persona que me ha ayudado desde que llegué a Barcelona, Julio Navas. Creo que no sólo tiene un conocimiento muy amplio de la música también tiene una calidad de producción que a mis ojos es una de las mejores. Me hace muy feliz poder trabajar con él.

Fresco Records referencia 128

-¿Cómo definirías tu estilo, tu aproximación a la electrónica?

Desde un punto de vista técnico, en mi cabeza tengo que los espacios que quiero llenar, en lo que a espectro sonoro se refiere, y los relleno con un arpeggio que por lo general suele ser bastante impactante para que coja espacio y movimiento. A este arpeggio le suelo añadir un bombo y una línea de bajo, ambos simples con el objetivo de que estos tres elementos actúen como la energía motora del tema. Con el resto de elementos sonoros intento que sirvan de soporte para crear profundidad, movimiento y algo especial que el oyente recuerde. Se podría decir que intento crear mi propia identidad musical. 

Y desde un punto de vista musical no me gusta vincularme a ningún estilo especificamente. Diría que mi música es una mezcla de los géneros que me han ido influyendo a lo largo de mi vida. Por ejemplo, en mi música he intentado emular una interpretación de dos universos: el comercial y el underground. El primero a través de un bombo muy presente con mucha compresión y volumen. El segundo mediante el equilibrio de elementos sonoros, una simplicidad que es compleja de crear. 

-Antes de decantarte por géneros y propuestas underground estuviste algo más centrado en los circuitos comerciales, ¿a qué se debió el cambio? 

El cambio se debió a mi madurez musical. Sin recursos lo que intentaba hacer eran remakes de los hits más populares para luego enviárselos a mis amigos. Tras varios meses produciendo ya tenía la capacidad de reproducir temas comerciales con bastante eficacia. De manera natural continúe por ese camino porque era lo que sabía hacer. 

Con el paso del tiempo y mis propias experiencias personales, como viajes por ejemplo, me enamoré de la complejidad y la variedad del mundo underground. Fue entonces cuando poco a poco me fui desmotivando con el circuito comercial. Otro de los factores que contribuyó a esta desmotivación fue que, en mi opinión, los sellos sólo querían lo que ya existía. Esta repetitividad me llevó a Barcelona, donde se podría decir que todo empezó para mi. 

-Eres natural de Brasil, has vivido en México y actualmente estás en Barcelona. ¿Qué te ha aportado cada una de estas ciudades, musicalmente hablando?

En realidad soy de nacionalidad francesa. Llegué a Brasil cuando apenas tenía unos meses y allí me convertí en la persona que soy. Brasil me ha dado la familia y los amigos que tengo hoy y por eso siempre busco la manera de devolverle el favor. 

Cada país en el que he vivido ha representado una fase de mi vida y cada una de estas etapas está asociada a un proceso de evolución en mis producciones. El gran cambio lo experimenté en 2017 cuando me mudé a Barcelona, fue entonces cuando mis producciones cambiaron realmente. Además, Barcelona a mi parecer tiene un circuito musical absolutamente increíble. Me ha abierto puertas que han cambiado totalmente mi vida. 

-En el pasado has participado en varias ocasiones en diferentes competiciones y concursos, ¿es la única forma de ganar visibilidad y exposición en una industria sin hueco para los talentos emergentes?

Mi objetivo en aquellos momentos no era ganar visibilidad. De hecho, era simplemente un camino que encontré para poder compararme con otros artistas. Cierto es que me ayudó a situarme dentro de este mundo pero nunca imaginé que la gente se interesaría por esos remixes. Ganar las competiciones me ha motivado para seguir trabajando. 

En mi opinión hay un espacio limitado. Creo que la sincronización de muchos aspectos es importante: calidad de la música, inversión, marketing, colaboraciones…En mi caso era consciente de que mis capacidades aún no eran suficientes en calidad y madurez para que mi nombre llegase al público. De ahí que decidiese esperar 3 años para empezar a trabajar con gente conocida de la industria. En ese sentido se podría decir que es una batalla en contra del propio ego. 

-A la hora de producir, ¿eres de los que prefiere esperar a que llegue la inspiración o de los que defiende que te pille trabajando?

Soy una persona sistemática. Me impongo a mí mismo la obligación de producir de 8 a 10 horas todos los días y durante las pausas escribo en un papel los que considero que son mis errores para mejorar. Así, cuando no tengo inspiración para crear un tema trabajo en otro o escucho otros. 

-¿Eres de los que si pudiesen retocarían los temas hasta el infinito o de los que pasa página con facilidad?

Creo que un tema nunca puede llegar a la perfección y siempre hay algo que se puede cambiar. Creo que esa es la belleza de la profesión que tenemos.

En mi caso tengo bastante dificultad para decidir cuando un tema está terminado, siempre estoy intentando mejorarlo y al mismo tiempo creo que es en esos momentos de retoques cuando un tema puede elevarse a un nivel superior. 

-Próximamente verá la luz tu nuevo EP, “Vangelis / Serenade” vía Fresco Records. ¿Cómo ha sido el proceso creativo? Tenemos entendido que tiene algo que ver con tus estudios en SAE Barcelona. 

No me gusta tener un proceso creativo específico, actúo sin planear nada. Dejo a mi personalidad y a la propia mezcla definir la creatividad del tema. Normalmente empiezo con una línea de bajo y un bombo hasta que la energía del conjunto me hace feliz. Con eso tengo la base de mi tema. Lo más complejo es crear esa base de  elementos de soporte con coherencia al mismo tiempo que presentas una historia.

-Sabemos que son dos temas con dos naturalezas muy distintas pero al mismo tiempo pertenecientes a un mismo universo sonoro. ¿Qué quieres transmitir con ellos? 

Con “Vangelis” y “Serenade”, lo que he decidido es presentar un bajo dominante, analógico y trabajar con arpeggios y secuencias de sintetizadores para dar más groove.

La intención era transmitir una energía similar con técnicas también similares al mismo tiempo que muestro una versatilidad en estilos diferentes. Los arreglos melódicos son los culpables de que los dos temas tengan cierta similitud. 

-¿De cuál de tus lanzamientos publicados hasta la fecha te sientes más orgulloso? 

Seguramente de “Serenade”. Creo que tiene una energía única y cuenta una historia muy fuerte, es el tema que más me emociona cuando lo escucho. Además, representa una fase nueva de mi carrera artística.

Existe también un “Serenade” versión 2 que será publicado próximamente y es muy interesante también.

-Y por último, ¿qué nos puedes adelantar sobre tu futuro? ¿Algún nuevo proyecto o lanzamiento a la vista?

Tengo 4 nuevos temas que están listos y también nuevas oportunidades de colaboración con varios productores y cantantes.  Mi intención es presentar al público una evolución de mi trabajo a medida que transcurra el tiempo. 

¡Muchas gracias por el espacio y el tiempo, ha sido un placer!

-¡Muchas gracias a ti!