El pasado viernes 28 de septiembre daba pistoletazo de salida la nueva temporada de Vortex, el concepto creado por Industrial Copera y T-Label en la pasada campaña y que tantos éxitos cosechó. Antigone, C-System y Le Coné fueron los encargados de envolver de techno una noche que quedará marcada a fuego en nuestro recuerdo.

Como bien sabéis, Vortex trata de acercar el techno más purista y original hasta la ciudad de la Alhambra, aprovechando el alto nivel de la nueva oleada de artistas europeos, que pasean sus maletas por los clubes más exquisitos (que no exclusivos) del viejo continente, y como no, tienen su parada en Industrial Copera.

Fue una noche de sentimientos reencontrados, además de la vuelta de la fiesta favorita en la redacción de Grow Sound Mag, volvía al que consideramos el mejor artista andaluz en éste género, el granadino C-System presentaba su directo en la que fue su casa durante una de las épocas doradas de la sala.

Al llegar a las inmediaciones ya se presagiaba que no era una noche cualquiera, una interminable cola de clubbers aguardaban pacientemente su turno para entrar a la sala, que en esta ocasión también estrenaba atrezzo con una reja delante del set up de los artistas, dándole un toque más violento y misterioso.

Nosotros no quisimos perdernos ni un minuto de ninguno de los artistas y desde el principio ya nos disponíamos en la pista, con un Le Coné que empezó por unos derroteros más dub, ideales para terminar de saludar a los viejos amigos, pero sin apenas tiempo para situarnos viró hacia un corte más agresivo, introduciendo con mucha clase los breaks que se encargaron de romper la monotonía del principio.

Acto seguido, el atarfeño C-System se hacía con el mando de la nave, con una pista prácticamente repleta no nos hizo esperar demasiado y empezó a “escupir fuego”, que no lo digo yo, me lo dijo él.
Alguien que sea seguidor suyo no se llevó muchas sorpresas, un set con un marcado tinte electro y la contundencia que le caracteriza, se le veía disfrutar como pocas veces, y es que sabemos de buena mano que tenía muchas ganas de sacar todo lo que llevaba dentro en un lugar como éste. Nos tenía a su merced y estoy seguro que si lo dejan, aun seguiríamos danzando a su son. Como regalo y para finiquitar la sesión su Poison, ese que tantas alegrías le ha dado, ese que nos riza hasta el pelo más escondido de nuestro cuerpo cada vez que suena su melodía.

Para terminar la noche y ponerle el broche de oro a esta velada, Antonin Jeanson más conocido como Antigone tenía más de dos horas para terminar de derribar cualquier atisbo de simpatía. Crudeza llevada al extremo y un respetable que seguía enchufadísimo la sesión, hicieron que esas más de dos horas pasaran más rápidas de lo habitual.

Como decíamos en nuestro título, Vortex ha vuelto más fuerte, con energías recargadas tras el largo verano, con ganas de sorprendernos y con muchas ganas de techno, que en definitiva es de lo que se trata.

La siguiente cita será el próximo 26 de octubre, con Dr. Rubinstein como invitada especial acompañada de Le Coné, Kerem, CBLR y Poveda, o lo que es lo mismo: todo el elenco de T-Label al completo, lo que promete ser otra noche épica.

FOTOS: Industrial Copera