San Miguel ha cumplido la mitad de siglo, y no quería dejar escapar la ocasión de celebrarlo por todo lo alto. El pasado viernes 2 de diciembre San Miguel, dentro de su ciclo “San Miguel Music Explorers”, organizó en el MAC Palacio de Ferias y Congresos una velada musical perfecta: Jarrillo Lata y Los Culitos Chicos, finalistas del concurso Málaga & Talent, junto a Sidonie e Izal. 

Los culitos chicos dieron comienzo a la noche. Banda malagueña de orígenes chilenos, mezclan la cumbia, el rock, el reggae e incluso el ska. Sin ser conocidos ni famosos, supieron animar y transmitir su “buen rollo” a través de sus animados ritmos.

_dsc2201

Jarrillo Lata llevan 9 años de andadura musical. Estos malagueños de pro, que casan a la rumba con el funk, y al reggae con el flamenco, pisaron el escenario con ganas de hacer saltar y bailar desde el primer tema. Sus 20 minutos de actuación se pueden resumir en pura energía y entusiasmo.

_dsc2246

No es fácil ser los teloneros, pero ambos abrieron la noche con garra y con pasión, y es que lo que nos esperaba bien merecía calentar motores.

Llegó el turno de los catalanes Sidonie. Presentando su reciente trabajo El Peor Grupo Del Mundo, sin olvidar por el camino los hits que tantos buenos momentos han dado a la banda: “El Incendio”, “Por Ti”, “Estáis aquí” o “Fascinado”. Personalmente es una banda que me gusta, a la que sigo y que me ha hecho disfrutar muchos conciertos, pero no consigo conectar con su nuevo disco. Letras facilonas y ritmos sin gracia. Por lo que agradecí cualquier tema de sus discos anteriores. Por lo demás el concierto de Sidonie fue lo que se esperaba que fuera. Simpáticos, enérgicos, descarados, y con Marc Ros buceando en el público. Bailamos mucho y celebramos con papelillos de colores que San Miguel nos trajera al peor grupo del mundo.

_dsc2341

Los últimos en actuar y a quién parecían esperar la mayoría, fueron Izal.  Llegados desde Madrid, y haciendo una especial parada en el final de su gira en la capital malagueña, dieron el show al que estamos acostumbrados: con fuerza, bien entonado, y con bailes que nunca acaban. Con su último disco “Copacabana” dieron una vuelta de tuerca a su carrera y han adquirido una confianza sobrehumana encima del escenario. Todo su concierto es una gran fiesta. Y con el tema que da nombre a su último largo, junto a “Pánico práctico”, “Palos de ciego” o la amada por todos “La mujer de verde”, dieron al público malagueño lo que clamaban a gritos: una autentica fiesta.

_dsc3951

¡Qué la música y la cerveza nunca falten!

Gracias San Miguel.

Fotografías: Carmina Rodríguez

Hacer Comentario