El domingo 15 de Julio se celebraba en la Caja Mágica de Madrid el 6 Aniversario de Replay Sunset Parties con un gran line-up de artistas de la escena minimalista y  microhouse, el cual no íbamos a dejar pasar.

Texto: Dani Lewis.

Fotos: Replay.

Serían las 17:30 cuando llegamos al nuevo emplazamiento de Replay en la Caja Mágica, pudiendo asistir al tramo final del b2b entre Nicolas Lutz y Craig Richards, que aunque serían los primeros artistas invitados de la tarde, el equipo se notaba ciertamente recortado de sonido por lo que la gente aún se lo tomaba con calma, ya que habría muchas horas de baile por delante.

Tras el b2b tras los platos apareció el veterano Thomas Franzmann aka ZIP. El propietario de Perlon, nos deleitó con un minimal-microhouse muy seleccionado, sin alterar las ganas de fiesta del público y sabiendo manejar a la perfección la calurosa tarde de Madrid. Aunque si bien, aún el equipo no convencía en cuanto a niveles de volumen mientras ZIP daba los últimos coletazos eIon Ludwig comenzada a preparar el set up de su directo.

replay 6 aniversario

Al fin, tras ZIP  pasar el testigo a Ludwig, en el primer bombo ya se pudo apreciar la subida de decibelios con la que el artista rumano sin duda iba a sentenciarnos a unas horas de baile sin parar. De esta manera, Ion metió una marcha más a la tarde de Replay y la gente lo notó con creces. Bombos contundentes y a contratiempos acompañados de sonidos y melodías minimalistas hicieron una delicia el live del rumano.

A las 21:00 era el truno de otro rumano, Barac. Fue el encargado de crear ese microclima característico, llevando una sonrisa a todos los asistentes gracias a sus melodías, bajos y sonidos minimalistas propios de la escena microhouse rumana, llegandonos a transportar al prestigioso festival Sunwaves.

 

sonja replay 6 aniversario

Al caer  la noche era turno para el Secret Guest del aniversario, la suiza Sonja Moonear. La mano derecha de Ricardo Villalobos no tuvo su mejor noche, ya que rompió la línea musical que manejaron los artistas durante toda la tarde-noche. Sonidos electro-minimal acompañados de las cegadoras luces y flases hicieron que no conectara demasiado bien con la atmósfera musical anterior ni con el público. De esta manera pusimos fin a nuestra historia por el 6 aniversario de Replay, con un gran sabor de boca al conocer que la sesión madrileña goza de gran salud y que el cambio de emplazamiento le ha sentado de maravilla en un recinto amplio, vanguardista y donde sin duda la elegancia de las sesiones de Replay se viven a la perfección…