¿Recuerdas aún la razón, el momento, amigo, tema o situación cualquiera que te introdujo a la electrónica? Para muchos de nosotros, eventos como el que os presentamos, tuvieron gran culpa de ello. Eventos que nacen para acercar una cultura en auge a zonas o localidades mas alejadas de ella. Si, os hablamos de Porcuna Electronic Night, que ya en su tercera edición, ha hecho gala de su madurez y buen hacer, superándose si cabe un año más.

Sería en el Paseo de Jesús de la localidad jiennense de Porcuna, concretamente en la Caseta Municipal, donde tendría lugar el evento el pasado 26 de agosto. Nuestra llegada a las inmediaciones se hizo bien temprana, disfrutando así del buen ambiente que lucían los distintos establecimientos que encontrábamos en los aledaños. Reunión con los amigos y para la pista ya que no queríamos perdernos detalle alguno.

dani

Los primeros compases de la noche los dispondría Angel Sonik en las labores de residente, también encargado del cierre, por lo que el encargado de recibirnos a nosotros fue Dani Rivas. Este joven artista sabía a lo que se enfrentaba y nos presentó un Techno melódico bien cargado de bajos, que mezclado de forma fresca y progresiva, creaba una atmósfera ideal para entrar en calor.

La noche avanzaba y puntual a su cita, Eric Sneo estaba dispuesto para repartir groovy. Una sesión de perfecta progresión, añadiéndole dicho componente rítmico a su antecesor pero manteniendo la frescura. Destacable esas limpias y largas subidas que protagonizaba, que acompañadas de su inseparable E-drum, fácilmente levantaba al público. Pasando el ecuador de su actuación, la música se torno algo mas oscura, con profundos graves que inundaban la pista y hacían retumbar el suelo como pocas veces antes se había visto. Un tono ideal para dar paso a Paula Cazenave.

eric

La que sería el plato fuerte de la noche, nos preparó un menú de Techno sin fisuras ni concesiones. Nueva vuelta de tuerca en lo que a contundencia de sonido se refiere y es que Paula Cazenave sabe bien como exprimir cada beat, como agitar cada hit hat, y sobre todo, retorcer cada bombo. Genial juego entre texturas y pesados bombos, que adornados en ocasiones con unos toques ácidos, fue toda una clase de elegancia y buena selección. Delicatessen.

paula

Llegaron las 6 de la mañana y aún quedaba el último baile, sino el más importante. Angel Sonik tomaba el mando y tan solo le hizo falta unos pocos minutos para poner a toda la pista en pie. Si es cierto que el sonido tomó otros tintes, dejando de lado el Techno puramente y haciendose notar ese dinamismo del groove con bajos envolventes. Pero entre baile y baile, lo mas temido por todo real clubber que se precie, hora del toque de queda, bombos off y momento de volver a casa.

angel

Finalizaba así un evento del que solo podemos tener alabanzas. Un evento que se realiza totalmente gratuito, y con la única premisa de acercar los sonidos sintéticos dotando de nuevas propuestas al pueblo de Porcuna. Un evento que cierra con unos 1000 asistentes, que se ha desarrollado sin incidente alguno y con un servicio que nada tiene que envidiar a eventos de talla mayor. Detrás de todo esto, Electrónica Utópica, un grupo de jóvenes que lucha por aportar algo diferente, algo novedoso y de calidad, y que un año más, vuelven a superarse. Tan solo nos queda esperar al próximo año y ver como una vez más, dan un golpe en la mesa. Chapó.

Hacer Comentario