Como un volcán en plena erupción, así podríamos definir el momento que atraviesa la sala Revert Industrial Copera, ¿lo mejor? Que parece que queda mucha lava por salir. Y es que el polinomio formado por artistas de primer nivel, sonido muy conseguido, iluminación hipnotizadora, buen trato del personal y el buen ambiente que se respira entre los asistentes, hace que el resultado no sea otro que ver el cartel de “AFORO COMPLETO” de forma habitual.

12278718_1071167476248330_1903339625055913915_n

La mini gira española de los berlineses Pan-Pot hacía escala en Granada el pasado sábado 28 de noviembre para presentar su larga duración “The Other”. A pesar de que Industrial Copera se ha propuesto no dar descanso ninguna semana, los clubbers no querían perderse esta cita por nada del mundo. Y es que Tassilo Ippenberger y Thomas Benedix están de moda, llenando los mejores clubs y siendo cabezas de cartel y principal reclamo de los grandes festivales europeos.

El frío se podría cortar en el ambiente, sin embargo, para el buen clubbero esto nunca ha sido impedimento, por eso desde primera hora se veía un gran ambiente y bullicio en los aledaños de la sala.Tras unas copas para calentar el cuerpo y aprovechar para saludar a todos los amigos que, como buenos amigos del techno, desgraciadamente solo los ves en contadas ocasiones como esta, decidimos entrar a eso de las 1:30.

La sala aún se encontraba a menos de la mitad y Junior estaba en el ecuador de su set, no me hartaré de decir y de reivindicar la labor de un buen residente haciendo el warm up, camaleónico como el sólo, en esta ocasión Junior se dedicó a realizar una sesión en clave de deep, sin embargo el gran espectro sonoro que abarca Junior hizo que disfrutara de un estilo al que no le dedico muchos rezos.

12301589_1071163226248755_7346509798593804908_n

A eso de las tres menos cuarto de la madrugada, se presentaba en el escenario la italiana Deborah de Luca. Alta, guapa, esbelta, pelo largo y unas piernas infinitas, qué pena que no pueda decir más nada bueno de ella.

Dos horas de set sin argumento alguno, se dedicó a lanzar temas que la verdad eran buenos pero mal usados, al igual que un carpintero no es mejor por tener las mejores herramientas a la italiana le pasaba lo mismo. Un set muy lineal, con mezclas muy cortas que restaban dinamismo a la sesión, abuso del filtro y en ocasiones hasta mal ecualizado, haciendo distorsionar el buen soundsystem del que goza Industrial Copera.

12341347_1071167486248329_1353167927491997341_n

A eso de las cinco menos cuarto aparecían en escena el dúo alemán, el motivo por el cual decidimos visitar el club y el motivo también por el cual se produjo el sold out. Y es que la conexión de Pan-Pot con el público es inmediata, con el primer track ya tenían la fiesta montada, sesión de un techno-groove muy potente, haciendo temblar los cimientos de la sala, haciendo vibrar hasta el último pelo de tu cuerpo, haciendo agitar hasta el último brazo de todos los clubbers que allí nos hallábamos prácticamente exhaustos por no poder parar de bailar. Algo más de dos horas de set que a todos nos supieron a poco, hicieron un repaso a su LP “The Other” y pusieron la guinda al pastel con el Solar Detroit de Maceo Plex, aquí acabó el show de los alemanes dando por concluida la fiesta en una Copera de la que no se movía un alfiler, agradeciendo con un extendido aplauso el trabajo realizado por Tassilo y Thomas.

12299109_1071168602914884_8188704135984431404_n

Semana tras semana Industrial Copera se sigue consolidando como uno de los clubs punteros en la península, como decíamos al principio, la combinación de todos los elementos de ese polinomio hace que sea prácticamente imposible errar en la ecuación.

Fotos: Fran Ortiz

Hacer Comentario