El festival Granada Sound, celebrará el pasado fin de semana la que muchos, entre los que nos incluimos, categorizaban meses atrás como “su mejor edición hasta el momento”. Lo que no sabíamos es que estas expectativas se verían superadas con creces en la que fue una de las citas más importantes de la temporada festivalera en nuestro país.

La fecha estaba marcada en rojo desde hacia meses. Granada Sound celebraría durante los días 22 y 23 de septiembre su 6º edición y en nuestra cabeza no entraba ni siquiera la posibilidad de no asistir a tan magnánimo evento.

Para los que gusten de poco leer, podríamos resumir la crónica como “GRANADA SOUND ES LA P*** HOSTIA”, pero si has llegado hasta esta aquí, creo que esa afirmación ya la conoces, así que no te queda otra que seguir leyendo… comenzamos nuestra historia.

Fotos: NEREA COLL photography

VIERNES

Parecía que el momento de salir del trabajo nunca llegaría… pero como todo en esta vida, llegó y con el las primeras tapas (y cervezas) de la tarde disfrutando un poquito de la extensa programación que los chicos de Granada Sound y Granada Ciudad del Rock, habían confeccionado en distintos bares y pubs del centro de la ciudad. El Bar de Eric, el Botánico, Terra Bar… todos ellos con un gran ambiente desde primeras horas que consagran esta gran propuesta de no relegar el festival a las afueras sino dinamizar el precioso centro de la urbe nazarí.

Tras avituallar en nuestro centro de operaciones durante el finde, sobre las 20:00 estábamos en un taxi camino del festival. Nos tocó esperar un poquito en el cambio de pulseras, ya que las actuaciones de Ivan Ferreiro y Lori Meyers estaban a la vuelta de la esquina y todos querríamos acceder al mismo momento. Por otro lado, la disposición de las taquillas de pulseras y los accesos, favorecían que la gente accediera rápida y ordenadamente al recinto, así que tampoco fue tanta la espera.

Al acceder, Ivan Ferreiro, nos recibió con “Años 80“, por lo que la cosa empezaba muy pero que muy bien, aunque durante el período del concierto del gallego más que nada nos dedicamos a ubicarnos por el lugar y canjear nuestros tuents, gran acierto el hacerlo pronto, pues las colas en estos puntos serían bastante sustanciales durante la mayor parte de la noche.

La Habitación Roja, tocaría después de que los últimos acordes de “Casa, ahora vivo aqui“, sonarán de viva voz en el escenario Alhambra. Un grupo mítico, de los de antaño y que sigue al pie del cañón regalando momentos únicos en festivales y salas. Tras escuchar temas míticos y algunos de su nuevo disco “Sagrado Corazon“, nos dejamos caer por la carpa DEFESTIVALES, donde La Rubia Pincha, nos recibía con un popurrí donde pudimos escuchar desde los temas más electrónicos, al trap de C-Tangana o su tema de cierre… “Mi Realidad” de Lori Meyers, con el que el bello se nos erizó cual premonición de lo que estaba por llegar en tan solo unos minutos…

lori meyers granada sound 2017 crónica grow sound mag

Y así, nos dispusimos en buen lugar para disfrutar de los de Loja… humo… un sonido bestial… oscuridad… una gran pantalla led cubría el escenario… y los primeros acordes de “Vértigo I“, comienzan a sonar dejando entrever a los integrantes de la banda tras la pantalla similar a la famosa jaula de Plastikman. Una verdadera maravilla que tras el primer tema comenzó a ascender y nos dejó ver en todo su esplendor  los chicos de Lori Meyers, que en ese momento metían sexta marcha y se encaminaban en un viaje que desembocaría en uno de los mejores directos que un servidor haya presenciado nunca.

Evolución, Siempre Brilla el Sol y éxtasis total al sonar sus temas más conocidos como Emborracharme o  Mi Realidad, con el que el festival pareco entrar en sintonía con sus instintos primarios con más de 20000 personas saltando y cantando al mismo tiempo… cierre con Alta Fidelidad… momento triste, pues uno de los platos fuertes del festival se despedía… y no teníamos ni una pizca de ganas de que terminase.

Tras Lori Meyers, turno de descansar, sacrificaríamos a L.A en la lejanía del escenario… pero las piernas necesitaban un respiro y nuestros gaznates algo líquido…por ello, volveríamos a ocupar nuestro sitio para el directo de los chicos de Sidonie. Habíamos escuchado eso de que “tienen festival” y el pasado viernes lo comprobamos en nuestras carnes, diversión y hit tras hit por parte de los barceloneses con los que vivimos “el peor concierto del mundo“.  “No se Dibujar un Perro“, “Un día de mierda” con Marc Ross entre el público, “El Incendio“, “Sierra y Canada“…  lo dicho, todos sus hits, que nos dejaron momentos de lo más divertidos de todo el fin de semana.  Tras finalizar estos, Lollypop nos regaló en la carpa un dj set lleno de ritmos deep-house y tropical-mouse muy elegantes, ante una carpa llena a reventar y que se mantendría así durante todo el festival, creo que el público pide a gritos la incursión en gran escala de este tipo de ritmos electrónicos en el festival y así lo hicieron notar.

En nuestro afán por disfrutar del mayor número de actuaciones posibles también vimos los últimos temas del directo de Grises, y que maravilla. Electrónicos a más no poder y en primera fila que estábamos podíamos sentir como los graves nos despeinaban… creo que el último tema fue “Animal“, pero a esas horas uno no iba muy católico ya –para que nos vamos a engañar– por lo que perdonarme si me equivoco.

elyella djs granada sound

 

El cierre del festival el viernes correría a cargo de Elyella Djs, muchas ganas de verles por mi parte pues aúnan todas mis pasiones en esto de la música electrónica, indie y pop-rock. El comienzo con “Opus” de Eric Pryd nos hizo presagiar que estaríamos ante una de las grandes actuaciones del festival, y así lo comprobamos momentos después al sonar temas míticos como “Kernkraft 400″ de Zombie Nation. “Mira Como Vuelo” de Miss Caffeina o “Chiches” de Amatria, también sonaron entre otras joyas como Crystal Fighters. Con ella y el mono, pusimos fin a nuestro viernes. Tocaba descansar, pues aún teníamos el cierre de festival por delante… Granada Sound aún no había acabado

SÁBADO

 

Nuestras peripecias por el Granada Sound el sábado comenzarían, como dicen en mi pueblo, “con la hora pegada al culo“, para el inicio de Los Planetas. La banda granadina llevaba más de un lustro sin aparecer en un festival en la ciudad de La Alhambra, y no podía ser otro que Granada Sound. El directo de estos sería de hora y media, algo más de lo que estamos acostumbrados a los festivales por lo que podríamos disfrutar al igual que pasó con Lori Meyers el viernes y pasaría con Los Planetas y Dorian el sábado, con algún tema alternativo al que suelen desplegar estas bandas cuando el tiempo apremia.

 

los planetas granada sound

 

Los granadinos, con un su nuevo disco de estudio, ZTA, bajo el brazo nos dejaron un directo como de costumbre calmado, pero al mismo tiempo cargado de sentiemiento, y es que Los Planetas tienen un no se que, que cautiva. Hierro y Niquel, Espíritu Olímpico, Un buen día y cierre con Islamabad, tema que en estos días turbios que vivimos toma mayor significado.

Maga subiría al escenario tras Los Planetas, momento en el cual aprovechamos para ubicarnos en buena posición para disfrutar de los chicos de Dorian, banda por la cual algunos entre los que me incluyo se beben los bares y que nos harían disfrutar de los mejores momentos del festival. Puntuales poco mas de las 00:00 comenzábamos a entrever los primeros acordes del concierto de los catalanes… engalanados en sus ya particulares ropajes negros, hicieron aparición ante 20000 personas que esperaban con ímpetu ese momento y con “Los amigos que perdí” dieron comienzo a un concierto único. Agradecidos de poder escuchar temas como “Solar”, poco habitual en sus conciertos o su nuevo lanzamiento “Hasta que caiga el sol“, entre los que hubo tiempo para Arrecife, Soda Estereo, Paraísos Artificiales, El Temblor… y como no, cierre para “A Cualquier Otra Parte y “La Tormeta de Arena”… donde miles de almas corearon eso de  “…todo lo que siento por ti, solo podría decirlo así…“.

Tras el brillante directo de Dorian, turno de WAS fka We Are Standard. Tenía muchas ganas de echarles el guante y diré sin temor ninguno que fue la actuación que más disfruté del festival, había bastante espacio para saltar y bailar  y los ritmos electrónicos, frescos y contundentes del grupo norteño nos dejaron sin aliento. Estaremos muy atentos a próximas actuaciones pues no pienso dejar pasar ni una a un radio de menos de 400km de nuestro centro de operaciones.

El festival se acercaba por tanto su fin, y como si de un cierre poético se tratara… nuestro verano lo íbamos a finalizar con los ritmos veraniegos y alegres de los chicos de Kakmadafakka… los cuales si me permitís un inciso son la única banda internacional del festival, muestra del gran estado de forma del indie, y el pop en nuestro país. Nunca habíamos disfrutado de los noruegos, y he de decir que me gustaron bastante. Muy divertidos y con mucha labia para meterse al público en el bolsillo y hacer que nadie pueda parar de bailar y chapurrear nuestro espanglish.

Y con estos chicos pusimos final a nuestro festival, por delante estaría la actuación de Les Castizos… de la cual no hablaré, pues no quiero volver a enfadarme con una actuación donde los artistas estaban más preocupados de sacarse fotos que de hacer su trabajo.

EPÍLOGO

Si has llegado hasta aqui, espero no haberte aburrido mucho, se que la crónica es larga pero el festival merecía ser contado con pelos y señales. Estoy seguro de que no yerro, si me aventuro a decir que estamos ante uno de los 5 mayores festivales de nuestro país en un futuro no muy lejano, una organización de 10 como sinceramente no he visto ni en el Sónar de Barcelona. Orden, seguridad, precios competentes, sonido de 10, en definitiva, lo que un festival debe ser; un lugar donde el público solo tiene que centrarse en disfrutar. Gracias Granada Sound, por ese gran fin de semana, ya tenemos la vista puesta en vuestra próxima edición, y tener por seguro que allí estaremos los días 21 y 22 de septiembre de 2018.

 

 

granada sound crónica

 

Hacer Comentario