Con motivo de una de las ediciones con mas potencial de la consagrada marca CODE, parte del equipo de Grow Sound se desplazó hasta el complejo Fabrik el pasado 22 de abril para vivir una auténtica alabanza al Techno y a la música de baile mas actual.

Fecha marcada en rojo en el calendario durante tiempo, causa de ello son artistas como Marco Carola o Dubfire presentando su Live Hybrid en un mismo cartel, cuestión poco común por nuestras tierras. Si a eso le sumamos la presencia del sello MORD con gran parte de su artillería de artistas a modo de Showcase, el reclamo para cualquier clubber que se precie era mas que evidente. El evento comenzaría a las 5 de la tarde, mas de 12 horas por delante y un complejo esquema de artistas que seguir. Evitando mayores preámbulos o posibles colas nuestra entrada a la sala se produjo pasadas las 6 de la tarde, disfrutando así desde el primer momento todo lo que el evento nos tenía preparado.

Gran parte de nuestra presencia en Fabrik se basó en constantes idas y venidas entre la Main Room y el Área Satélite, con parte de nuestro equipo palpitando por los sonidos mas bailables y amables que el Techno puede ofrecer, y la otra en busca de la pureza y crudeza de este sonido. El encargado de recibirnos fue el residente César Almena, maestro de ceremonias ideal para calentar la pista aunque esta aún se encontraba a un nivel bajo de afluencia. Para estos primeros compases hizo uso de largas transiciones, sin excederse en los ritmos y cargado con unos potentes y envolventes bajos. Aún era pronto y decidimos pasar un rato en la terraza que el complejo nos ofrece, muchas horas para nuestras piernas por delante. En ella pudimos disfrutar de agradables momentos, atardecer presente, mientras por el soundsystem escuchábamos como la Main Room empezaba a caldearse.

utokarem

Volvimos para los últimos coletazos de Uto Karem, desplegando un Minimal Techno bastante agradable, quizás mas suave aún que su predecesor. Con el fin de este era el momento de una vuelta de reconocimiento, visita a la satélite con otro de los residentes, Nuke, haciendo sonar los primeros beats ácidos de la noche. Gran parte de nuestra noche la pasaríamos aquí, pero aún no era el momento. Pasamos a la tercera sala en cuestión, y en cabina Lexlay, con su Happy Techno divirtiendo al escaso aforo que se encontraba. Nosotros si nos quedaríamos un rato disfrutando de su música.

marcofaraone

Para terminar con la primera parte del evento, retomamos la Main con los buenos de Neverdogs subiendo el ritmo de la pista. El MusicOn se comenzaba a hacer presente, Dub-Techno de bombos pesados y el “palillleo” propio del estilo predominando en la sala. Si es cierto que para un servidor el punto de sorpresa se lo lleva Marco Faraone. Cuando dio comienzo su set a las 23.30 envolvió toda la sala principal con su energía, y principalmente, con su bombo. La pista comenzaba a ser un hervidero y la fuerza de sonidos como Drumcode impregnaba el ambiente, sorprendente la fuerza y la pegada con la que rompía este artista, lo seguiremos de cerca. Mágico momento el vivido mientras cerraba su set con la obra maestra de “David August – Epikur”. Punto de inflexión ahora, ya que lo que viene a continuación da para una crónica aparte, y con suplemento incluido. Un viaje introspectivo por los parajes mas oscuros y experimentales del Techno nos esperaba en la sala satélite.

 

Si, hablamos de ese sonido que tanto está dando que hablar en los últimos años. Unificado bajo un mismo sello, MORD, está haciendo temblar los cimientos de salas y mentes donde se adentra. Los derroteros desconocidos comenzaron por Stanislav Tolkachev, Techno muy mental y ácido, de un gran coeficiente musical. Envuelto en tracks retorcidos e hipnóticos marcó el espíritu de la noche, cualquiera no hubiera podido conectar con el. Destacar el toque lumínico que caracterizaba a esta sala, siendo predominante el rojo, haciendo de esta en ocasiones un puro infierno.

sleeparchive3

Posteriormente tomó posesión de cabina ese tipo de tío que buenamente aparenta no haber roto un plato, tímido y sencillo, pero con un directo de otro mundo, dejándonos la mejor actuación de la noche. Colocó correctamente su Mac, mirada fija en este y Sleeparchive comenzó su Live. Los primeros minutos estuvieron marcados por los graves, incesantes y persuasivos, con un sonido de toque mental pero muy industrial y sobretodo, obscuro. Graves que evolucionarían hacia unos bombos abrasivos y demoledores, siguiendo una perfecta progresión, lenta y delicada, repetitiva e infinita, hacia sonar complejas estructuras perfectamente adornadas con beats analógicos y ritmos trabajados que aparecían sutilmente igual que se iban. Sin duda la función de un perfecto virtuoso, el cual analiza con precisión cada movimiento, haciendo de esta una pieza única. Persuasivo con su sonido, cual presa de caza, no arriesgo si afirmo que no cortó el bombo mas de 5 veces en su actuación, haciendo las transiciones con toques en los graves y vuelta al bombo abrasivo. Un servidor aún intenta comprender el “como” de ese sonido, chapó por Sleeparchive.

portada2

Pasado ya el ecuador del evento era el turno de los impronunciables SHXCXCHCXSH. Podríamos tener serias dudas de si estuvieron presentes si no fuera por su inconfundible sonido. Alejados de cualquier luz posible, otorgaron todo el protagonismo al aspecto musical, desplegando el sonido mas experimental, denso y analógico que sus imaginaciones le permiten, demasiado para las horas que llevábamos dentro de Fabrik. Es por ello que volvimos a la Main Room, llena casi al completo, para una de las puestas en escena que mas está dando que hablar en los últimos meses, Dubfire y su Live Hybrid. Con unos cristales cuidadosamente situados para resaltar su silueta y unos coloridos visuales, el impacto de estos era mas que notable. En cuanto a su sonido, mínimal oscuro de cosecha propia, jugando con graves texturas y un amplio destello sonoro. Sin duda Ali sabe bien como poner una pista a sus pies. No terminamos su actuación pues SHXCXCHCXSH tenían una segunda oportunidad. Estos seguían en su línea, sonido tenebroso y caótico, algo lineal y raro, pero tan único como ellos mismos. Una delicia para cualquier apasionado, aunque hubiéramos preferido su faceta de destrucción masiva.

basmoy

Después de los impronunciables tomaba el mando el alma mater del asunto, el capo Bas Mooy, la pista pedía una vuelta de tuerca a los bpms y este lo sabía. Soltando un arsenal de tracks cargados de energía y ritmos rompedores, su alma de guerrillero marcó por completo su actuación. Bombos con garra y beats ácidos, todo era posible para el. Sin duda una transición perfecta para la llegada del enmascarado. Entonces el sonido volvió a tomar tintes industriales, síntoma de que SNTS controlaba la sala, cargado con un completo y renovado set up. Las delicadas secuencias rítmicas de su TR8 y las robustas costuras de sus graves comenzaban a persuadirnos, sonido puramente industrial propio de su nuevo trabajo en Horo. Este terminó evolucionando hacia un tono cargado de pegada y ágiles ritmos, un severo castigo para nuestros ya maltrechos tobillos. Digno de mención la evolución de su Live y con ello su sonido, siendo impecable SNTS cuando saca a relucir su oscuro pasajero, que unido a la roja iluminación, nos ubicó directamente en los confines del infierno.

snts

Nuestro viaje por los parajes oscuros terminaría con James Ruskin & Regis, actuando como O/V/R. Su sonido estuvo marcado por los sintetizadores de manos de Regis y lo industrial con toques ácidos por Ruskin, si es cierto que no terminaban de conectar y decidimos abandonar esta sala. Tras tantas horas dentro de la satélite era el momento de terminar como empezamos, equipo unido para los últimos coletazos de la noche. Como no, estos fueron obra del capo napolitano Marco Carola. Poco que comentar de su sonido, mas propio de la isla y el concepto ibicenco que de una nave industrial. Sin embargo, el de MusicOn nos dejó unos ritmos bastante bailables que sumados a una pista entregada a la causa, consiguió ser un broche de oro para esta memorable noche.

carola2

Sin más, felicitar a los chicos de CODE por el gran evento que han confeccionado. Por su gran lucha por acercarnos propuestas tan difíciles de ver por nuestro país y conseguir que sean un constante éxito, chapó. Para terminar, dar las gracias por el trato recibido, fue para nosotros una noche difícil de olvidar, esperamos volver muy pronto.

  • Fotos: Tillate.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.