Dreambeach Villaricos celebraba su 5º Aniversario y quería hacerlo por todo lo alto, superando expectativas en algunos aspectos y dejando una imagen bastante pobre en otros. Con 5 días por delante, una vez más han vuelto a enganchar a los dreamers con más de 130 artistas de electrónica para deleite de todos los oídos. Os contamos nuestra experiencia.

Nuestra incursión por tierras almerienses no pasaría de los 3 días, mas que suficiente para poder disfrutar al completo de un festival, y es que 5 días se queda lejos de nuestro alcance y resistencia.

VIERNES

Tras un largo e inesperado paseo para hacernos con nuestras acreditaciones, accedemos al recinto, nos hacemos con algunos tickets y sin mas miramiento nos plantamos en el Bull Tent. La razón era clara, no podíamos faltar a la cita con uno de nuestros dj favoritos, Junior. Residente de Industrial Copera, nos ha regalado grandes noches y sabíamos que no fallaría. Allí se encontraba él disparando Technaco como mejor sabe hacerlo, sin fisuras, dejándonos algunas perlas como el “Straktrekken de Egbert”. Chapó.

De camino al Pokerstar Dreams Tent era inevitable impresionarse con las dimensiones y potencial del Stage Brugal, dedicado a los sonidos mas comerciales de la electrónica y en última instancia, el lunes, a la diversión y confetis de ElRow. Podríamos parar aquí e iniciar ya el debate de porqué esos atributos tan espectaculares en un escenario, y tan pobres en otros, como el caso del Bull Tent con un sonido mas propio de una caseta de feria que de un festival de tales dimensiones, pero lo dejaremos para mas adelante.

seth

Nuestra siguiente incursión musical nos la dejó Seth Troxler, eran cerca de la 1 y este monstruo de la noche ya hacía de las suyas. Teníamos muchas ganas de echarle el guante, ecléctico como pocos, es capaz de pinchar cualquier cosa y en esta ocasión nos dejó uno de los set mas raros y extravagantes del festival. Una actuación caracterizada por vocales que se fundían en extraños ritmos cargados de graves profundos y envolventes, puedes amarlo o puedes odiarlo, pero no hay dos como él.

Posteriormente tomaría el mando Joris Voorn, también nuevo para nosotros, y para nada cumplió las expectativas, su actuación nos dejó bastante indiferentes, set lineal sin aportar nada especial. Destacar el momento “Spastik – Richie Hawtin” o su famoso “Ringo”. Una pena perdernos la actuación de Paula Cazenave que según diversas fuentes dejó un set para enmarcar, por suerte podremos disfrutarla próximamente en Porcuna Electronic Night.

La actuación de la noche se la lleva Nicole Moudaber, sin miramiento alguno nos deleitó con un set de buen Techno. Bombos con pegada y agitados ritmos, propios de Drumcode e ideal para las horas que disfrutábamos. Compartimos su actuación con la de Flug en la Bull Tent. Sonido similar al de Nicole pero con un toque de mayor contundencia, mas propio de CLR, sello con el que está generando mucho ruido en la escena. Hay que seguirlo de cerca.

moudaber

Tras Flug volvimos a la carpa Dreams Tent para el Live de Matador, el cual tiró de clásicos propios, bastante minimalista que en gran parte no nos invitó a bailar. Live de mucha calidad que hubiéramos disfrutado más en otra ocasión. Y por último, realizando la difícil tarea de cerrar tal escenario, Umek. A este simplemente le dio igual todo, y sin mirar atrás ni adelante, puso la carpa a bailar. Sonido pistero el que dispuso pero para nada original, acostumbrados a su formato de club y a la mella que hacía el cansancio en nuestros cuerpos, decidimos poner fin a esta jornada minutos antes de que finalizara su set.

SÁBADO

Si había razones por las que musicalmente hablando queríamos estar en este festival, eran por las dos actuaciones que se disfrutarían este día. Es por ello que dejando de lado horas de máxima calor y actuaciones tempranas, nuestro segundo asalto comenzó en torno a las 12 de la noche. Para entonces el b2b formado por Popof y Julian Jeweil ya pilotaba el Pokerstars Dreams Tent. Techno contundente, de bombos pesados y con algún que otro hit hat animando la fiesta, un gran dúo que hubiéramos dejado para horas posteriores.

Tras el b2b turno de Cuartero, con una carpa casi al completo, lo tenía todo para hacerla bailar. Pero nuestros nervios aumentaron avisandonos de que nuestro lugar era otro, el Bull Tent. Últimos coletazos de Dosem mientras al fondo se vislumbraba la figura de un gorrilla. Este gorrilla no era otro que Ø [Phase], que para delicia de los presentes, dejaría caer uno de los Live mas puristas, místicos y profundos que un servidor ha escuchado en mucho tiempo. Tras una intro delicada y magistral los graves inundaron la carpa, el resto es historia, fina progresión con un oscuro sonido como protagonista que evolucionó hacia unos derroteros con mayor pegada de bombos, pero sin perder en ningún momento el hilo argumental. Un Live solo apto para los oídos mas domesticados.

Lo que vendría después también era poca broma, el cirujano mas conocido por Surgeon y su estelar compañera, Lady Starlight, desplegarían la actuación mas real de todo el festival. Con toda una mesa llena de maquinaria, sintetizadores y muchos, muchos metros de cable, comenzaron a disparar una energía propulsiva y expresiva. Un Live improvisado que hace gala de un Techno industrial, profundizando en la esencia espiritual de la música que adornado por las graves texturas y los sonidos analógicos, te llevan a un viaje de no retorno. Una delicia para quien sabe disfrutarlo. Destacar sus últimos minutos, con bombos de puro martillo neumático y cajas de ritmos a toda pastilla en ocasiones, puro UK, puro Surgeon, y es que este hombre, si no fuera por las mentes que ha desquiciado, tendría el cielo ganado.

img_20170813_024141

Sinceramente, la opción de volver a casa ahora no era mala en absoluto, después de esto ya todo nos parecería poco… Pero con la buena compañía y ambiente que disfrutábamos pusimos rumbo al Pokerstars Dreams Tent de nuevo, allí nos esperaba Eats Everything. Claro ejemplo de que las apuestas fallan, no dábamos un duro por él, claramente, pero nos dejó uno de los set mas bailables de todo el festival. No se guardó nada, con un hilo propio de un cierre ibicenco, repartió a diestro y siniestro ritmos Tech-House con una buena pegada de graves. El siguiente sería Hot Since 82, otro que teníamos muchas ganas de echar el guante. Prácticamente siguió el hilo de su predecesor, quizás algo mas suave, bastante festivo y disfrutón pero sin nada que destacar en especial. Estábamos fallando en todas las apuestas.

Pero aún nos quedaba un as en la manga, ese era Horacio Cruz. Esta si era una apuesta segura, y es que pocos artistas son tan infalibles como él. Jugando entre vinilos y cds no estaba dejando títere con cabeza, Techno de cuchillo y tenedor, rápido, incluso frenético en ocasiones, de evadirte y disfrutar. No me quiero imaginar que hubiera pasado si esto fuera en la Pokerstarts.

La guinda al pastel la puso Loco Dice, otra de las apuestas seguras. Con un estilo tan propio y en ocasiones agresivo nos regaló un amanecer de ensueño. No podemos negar que este artista es una de nuestras debilidades. Si pensamos en la mayoría de actuaciones de esta carpa, pocas tenían algo sustancial, un hilo argumental, algo que las diferenciara, tan solo pistas festivas y para casa. Pero este artista sabe como hacerlo diferente, aunque el concepto musical sea similar, su forma de mover la pista es peculiar, su juego entre profundos graves y potentes bombos es envidiable, que acompañado de sus percusivos ritmos terminaron de agotar todas nuestras reservas. Tocaba volver a casa, con el día bien entrado y mucho cansancio acumulado, pero sin miedo a un día más.

DOMINGO

luciano

 

Nuestro último asalto comenzaría cerca de las 12, nuestros esfuerzos para llegar a la actuación de Maya Jane Coles fueron en vano, una pena. El que si nos recibiría sería Luciano, y una vez escuchado tantos artistas del mismo palo es cuando se nota la distinción que aporta el chileno. Cantaditas infinitas ideales para los primeros coletazos. Muy bailable su sesión consiguiendo animar considerablemente al respetable.

Llegaba el momento de poder disfrutar del Stage Brugal, y los culpables eran Pendulum. Un servidor no puede negar que este grupo tuvo cierta importancia a la hora de descubrir la electrónica, y poder disfrutarlos por primera vez en directo era mas que emocionante. Como era de esperar, tocaron los temas mas míticos, como Witchcraft en los primeros momentos o Tarantula en los últimos, por mencionar algunos. Majestuosa actuación apoyada pos los visuales, lasers y equipo de iluminación en general de los que disponía este escenario, ya nos hubiera gustado disfrutar aquí al cirujano.

pendulum

Vuelta al Pokerstarts y Marco Carola al mando. Poco que destacar de su actuación mas allá de lo que este artista suele ser, poca sorpresa, bailable, divertido, pero poco más. El que si pondría un punto de diferencia sería Paco Osuna, pinchando bastante mas duro de lo que nos tiene acostumbrados. Tomó el hilo donde lo dejo Marco pero poco después se desvió hacia unos derroteros mucho mas contundentes. Haciendo uso de sus interminables subidas y sus pisteros ritmos consiguió meterse en el bolsillo a la pista fácilmente, llevándose finalmente la ovación de los presentes.

Nuestra aventura culminaría con Goncalo, después del nivel dispuesto en las anteriores actuaciones, su inició no nos enganchó y suponía demasiada carga tener que esperar hasta Adam Beyer. Con un viaje de vuelta inminente y muchas horas acumuladas de fiesta, era el momento de descansar.

paco-osuna

Llegado este momento, diferentes emociones nos inundan, por un lado nos llena los buenos momentos vividos, disfrutados entre amigos y con unos artistas de primer nivel a los platos. Pero son mas las cuestiones que nos disgustan, entre otras, la carencia de propiedades de algunos escenarios, como el sonido de la Bull Tent, muy por debajo del resto, incluso con unos visuales que mas bien nada nos aportaban. O la falta de una propuesta musical real. ¿Qué sentido tiene llenar un cartel con artistas que están más que escuchados, y realmente, quemados?, por decirlo de alguna manera. ¿Qué hay de esos artistas realmente underground?, supondremos que la concepción del festival no es esta, y que son los asistentes los que se equivocan si buscan disfrutar tales actuaciones. Pero creemos que un aniversario puede dar mucho mas de si, alejándose de la sota, caballo y rey. ¿Donde están artistas como Moderat, Nicolas Jaar o Bonobo?, los cuales nos podrían haber regalado atardeceres de ensueño. Podría continuar por aquí pero entraría en un bucle sin fin. Definitivamente un festival de alto nivel, con muchas cosas buenas pero que deja olvidada a parte de la escena, solo podemos esperar que ediciones como estas sirvan para evolucionar, porque con tal emplazamiento que se disfruta, se podría conseguir confeccionar cosas majestuosas.

No obstante, esto no quita que nuestra experiencia haya sido mas que positiva, y las ganas de ver como este festival sigue creciendo están mas presentes que nunca. Estaremos muy atentos de la próxima edición.

Hacer Comentario