Barcelona está de luto. A pesar de ello, tenemos que contaros nuestra experiencia en uno de los festivales que tuvo lugar el pasado fin de semana en la ciudad condal: DGTL Barcelona. El Parc del Forum acogió un año más la tercera edición de un festival con una selección de artistas muy depurada. La marca DGTL, en su vertiente española, se ha convertido ya en un festival de referencia y vanguardia en nuestra península. Los datos hablan por sí mismos: 35.000 asistentes y 53 nacionalidades diferentes.

p1000338a

VIERNES

Sobre las seis de la tarde nos adentramos a recoger nuestras acreditaciones en un puesto sin excesivas colas y con una rápida respuesta. Entramos al recinto y la primera impresión que nos llevamos es la cantidad de extranjeros que rondan por el lugar. No parece que nos encontremos ante un festival local, pero, a decir verdad, esto es Barcelona, y como es de esperar la cantidad de turistas sobrepasa los niveles. Todo el mundo habla francés o italiano y en su defecto puedes toparte con algún español.

Nuestra primera parada es el escenario Modular. Ese mítico stage industrial lleno de columnas donde pudimos presenciar el pasado año el inédito b2b de Rodhad y Âme. Jennifer Cardini está finalizando su actuación y sin darnos cuenta, hay un cambio brusco en el ritmo, Adriatique son los responsables. Una sesión armoniosa y con bajos fuertes que en un escenario como éste es una gozada escuchar, y más a esas horas de la tarde en la que apenas hay gente.

Dejamos a los de Diynamic para subir al escenario Frequency. Una zona apartada a la que se accede subiendo una cuesta, bajo el famoso gran panel del Forum. Es el stage más pequeño de la familia, destinado al estilo de música house, disco, incluso Deep. Confesar que aunque esta zona mantenga un sonido de calidad, su nivel de intensidad ha sido bastante bajo. Tenías que acercarte al equipo para apreciar realmente los bajos. La ubicación, en cambio, es la más agradable. Desde arriba cuenta con una vista panorámica de todo el recinto. En estos momentos es Mike Servito quien desarrolla su set básicamente de house con matices de la vieja escuela.

p1000165a

El ambiente y la ubicación de Frequency nos ha gustado y su escenario con decoración tropical le da un toque de zona chill out. Va a comenzar el set del dúo escocés, Optimo, así que aguantaremos un tiempo porque la ocasión lo merece. Los de Glasgow continúan con una línea house pero arriesgando con temas más eclécticos además de algo de Detroit techno, como el momento que introduce: ‘Destination Unknown-Green Velvet’.

Se nos ha pasado el tiempo volando y bajamos rápido al núcleo del festival. Mind Against va a terminar en AMP. La ventaja del escenario AMP, el de mayores dimensiones de todos ellos, es la extensa gradería con la que cuenta. Desde allí puedes apreciar todas las actuaciones sin tener que ingeniártelas para abrirte paso por la explanada. No es la primera vez que se aprovechan estas gradas para dar cabida a grandes espectáculos. Este mismo año en el Primavera Sound pudimos disfrutar del cierre de Talaboman, sólo que esta vez el escenario se ubica a un lado de las gradas, en vez de frente a ellas.

p1000220a

Como hemos dicho vamos a contrarreloj, y pasamos prácticamente de los alemanes Mind Against para volver a las columnas de Modular, Âme (dj) nos espera. Otra vez más nos atrapa en este escenario, set con ritmos elegantes y sonidos envolventes propios de Innervisions, sólo un consejo: ‘cierra los ojos y disfruta’. Parece ser que hoy no salimos de Modular. Tras Âme viene la nueva sensación para muchos, que está pegando fuerte y con un estilo muy personal, Tale of Us. Un set en el que predominan sonidos nu/disco y house con varias composiciones abstractas, donde han sacado partido de su repertorio. Uno de sus temas que levantó al público fue ‘Monument-Tale of Us & Vaal’.

Ya se termina el viernes, y pasamos puntualmente por los cierres de Marcel Dettmann y Solomun para captar vídeos en directo, no hay tiempo para más. Lo poco que escuchamos de Marcel Dettmann es el buen techno oscuro e industrial que siempre nos trae de Berghain. El sábado más y mejor, nos espera un gran abanico de actuaciones musicales.

SÁBADO

Empieza el segundo día en el DGTL Barcelona con buenas expectativas. Entramos a mitad de la tarde directos a Amelie Lens en Generator. Sé que muchos dicen que está de moda, pero es que esta chica retumba en los oídos con temas destructivos uno detrás de otro. Un techno contundente con fuertes bombos secos y alguna transición de sonidos ácidos. Con Amelie no hay descanso que valga, el ala más dura del techno. El viernes apenas pisamos este escenario, y hay que destacar que tiene un sonido fuerte y vibrante. Una caja rodeada de contenedores con focos cenitales que se mueven continuamente.

p1000278a

Aún es muy pronto para recibir tanta ‘tralla’ en el cuerpo, así que salimos de este hervidero de sonidos y bajamos por las gradas, esta vez sí, a la gran explanada de AMP. Todavía hay mucho espacio y acaba de entrar en cabina Eats Everything. Nos encontramos más cómodos con esta música para calentar motores. El glotón está llevando a cabo una sesión de tech-house con muchas bajadas y subidas, cortes y vocales. Está jugando mucho con los temas y proyectando en el público un set bastante ‘bailongo’ y animado.

Antes de que anochezca nos decidimos a pasar por Frequency, el australiano Mall Grab lleva un rato pinchando y no queremos irnos sin verle. Nunca habíamos tenido el gusto de escucharlo en persona, y es una auténtica gozada. Oímos de lejos unos de sus temas: ‘I just wanna-Mall Grab’; y nos acercamos rápidamente. Su música alterna house con sonidos Lo-fi, lo que viene siendo el sonido Lo-fi house de los nostálgicos. Melodías de los 80 con sonidos desgastados y rasposos, bajos pesados y hasta hip hop entraron en su repertorio. Es fresco y rompedor. Suena realmente bien, y más cuando el artista no para de bailar y transmitir su felicidad al público. Se nota en el ambiente su música y su buen rollo, esperemos volver a verle pronto por la península.

Dejamos Frequency y estamos de vuelta en las gradas. El escenario AMP está a rebosar, en una hora se ha llenado todo el ‘auditorio’. Coyu protagoniza un set de lo más inesperado. Es muy habitual verle en la escena club de Barcelona, pero no estoy seguro de haberle visto antes en un festival. El dueño de Suara ha puesto en un momento el ambiente patas arriba con su tech-house inigualable.

Sin perder un momento escapamos a las columnas de Modular, ya está listo el live de Recondite. Muchas emociones con su música, el ala oscura del techno con sus melodías melancólicas nos deja estupefactos. Corto pero intenso, una hora de lo más impactante de este sábado. Ya no quedan muchas horas de festival y comienzan los cierres en los respectivos escenarios.

De los diferentes cierres priorizamos el de Jeff Mills. Como hemos mencionado antes, Generator es una caja de estruendos, donde se ha proyectado el techno con mayúsculas del festival, sin lugar a dudas una explosión de sonidos. El live de Karenn ha dejado el nivel muy alto, pero Jeff Mills se ha mantenido a la altura de las circunstancias. Jugando con los ritmos y parones del sintetizador, no le hacía falta más. A mitad de la sesión suelta su tema por excelencia ‘The Bells’, nunca defrauda.

A una hora de que finalice esta tercera edición queremos comprobar cómo se las arreglan Seth Troxler y Paco Osuna. Un b2b perfectamente coordinado. La contundencia de graves de Osuna con los juegos de vocales más houseros de Troxler suenan mejor de lo que esperábamos. Con estos dos maestros nos despedimos un año más del DGTL.

p1000330a

En definitiva, musicalmente hablando todo más que correcto, por lo menos en nuestra ruta de artistas, todos han cumplido. En lo que respecta al sonido, el stage de techno Generator, un sobresaliente. No podemos decir lo mismo de la zona house Frecuency en la que había que acercarse para percibir la música correctamente; más de los mismo en Modular, donde había momentos en el que el sonido se adaptaba de forma adecuada al espacio, y en otros dejaba mucho que desear. La organización de aseos más que suficiente. Sin embargo, en el tema de las barras hay que resaltar que tan sólo en el puesto de Modular se podía pedir sin excesivas colas. Agradecemos que los festivales hayan sustituido el sistema de cargo de tarjetas por el pago directo, ahorra mucho tiempo y complicaciones. Por lo demás, concluir que la versión española del festival de origen holandés ya se ha ganado un hueco entre los imprescindibles de la península.

Finalmente, no nos olvidamos del Brunch in the Park que este año ha colaborado mano a mano con el DGTL, y se integraba como el broche final del festival. Otro domingo de verano más de Brunch Electronik, aunque con una afluencia de asistentes mayor. El pasado año fue Laurent Garnier el encargado de cerrar las puertas, este año les ha tocado a The Martinez Brothers. Con esta soleada tarde de domingo se cierra un fin de semana lleno de emociones. Hasta el año que viene.

Fotos y vídeos: Natalia Janssen y Diego Prego

Hacer Comentario