Llegó el fin de semana y con él una nueva sesión en la sala granadina Industrial Copera. En esta ocasión nos tenían preparada la segunda edición de la aclamada Industrial Copera Classics, con el esloveno Uros Umek como plato fuerte de la noche. La noche sería completada con los residentes C-System y David Aarz.

Después de algunos años sin pisar la capital, la noticia de que volvía el que sea uno de los artistas que más veces ha comandado la cabina de la antigua sala no podía pasar desapercibida. Maravillosos aquellos años en los que Umek destrozaba la pista con su techno rápido y demoledor, sin duda unas sesiones inolvidables. Y es que desde hace un tiempo podemos ver el cambio musical que ha sufrido este artista, desviándose hacia unos ritmos mucho más tech-house. Pero si el atractivo fuera poco aún, las últimas sesiones de Umek nos mostraban un sonido más oscuro, entonces, ¿que nos podía deparar la noche?

Eran poco mas de las 2 cuando llegamos a las inmediaciones de la sala y el ambiente que se respiraba no podía ser mejor, parking abarrotado y el cartel de “sold-out” presente. No tardamos en entrar y para entonces David Aarz ya estaba dando los últimos coletazos de su set con una pista totalmente entregada, calentamiento ideal y muy apropiado el que el granadino estaba realizando, dejando la sala más que preparada y entregada para lo que se venia después. Nos refrescarnos un poco y buscamos nuestro sitio en la sala, que desde primera hora se encontraba completamente llena.

La noche avanzaba y a eso de las 3, las 2 con el cambio de hora, aparecía el señor Umek en cabina. Eran los primeros compases de su set y ya se había hecho con el control de la nave. Techno de 126 bpm, bailongo y contundente, que junto a largas subidas en conjunto con la gran iluminación industrial con la que cuenta la sala no podíamos parar de disfrutar todos los presentes. Después de dos horas de sesión Umek nos decía adiós con un buen sabor de boca, después de comprobar como ha vuelto a un sonido algo más propio de él.

umek industrial copera

Para las 3 horas restantes, se le había encomendado la misión al residente C-System. Y es que pensar en Industrial Copera, cierre y C-System es una apuesta segura. El que sea uno de los dj más queridos por el publico granaino, no defraudó. Techno de altos bpm, llegando a sobrepasar los 133. Un cierre muy bien desarrollado, con una técnica increíble, y aunque hubo algún corte de luz, el ritmo no bajo en ningún momento, y es que el cariño que le tiene el publico a este artista se lo tiene más que ganado.

Terminaba así otro gran evento en Industrial Copera. Es todo un placer poder disfrutar de una programación de infarto cada fin de semana, nos vemos muy pronto.

umek industrial copera

Hacer Comentario