El pasado sábado se celebraba en Sevilla un evento muy especial, El ROW. Y nosotros no nos lo íbamos a perder.

Empezaremos hablando de la parte musical, catorce horas non stop dan para mucho. Entramos en el recinto a las dos de la tarde, en cabina el sevillano Wade mano a mano con  Gonçalo. Personalmente tenia ganas de ver al sevillano, nunca lo había podido ver en directo. Puro Tech house dulce que rompía y no parabas de bailar en cada track combinado con la dureza del señor Goncalo, hicieron que sus dos horas de b2b fueran veinte minutos. Aqui una muestra de ello.

Wade @ Elrow (Sevilla, España)

Mil gracias a todos los que estuvisteis ahí y a elrow! Me lo pasé genial en b2b con Gonçalo!Esto es mi ciudad, esto es SEVILLA!

Posted by Wade on Monday, April 16, 2018

Tras él, George Privatti que siguió en la línea de sus antecesores mostrando una cara más suave y regalándonos momentos como tales como su  What at Bam. Al acabar el catalán, llegaba el turno de uno de los platos principales: Cuartero. El malagueño esta en un estado de gracia con un Tech house rítmico, alegre, que no te da tregua y mas si juega en Andalucía.

Después de Cuartero se puso a los mandos de la cabina la joya de Florida135, Andres Campo. El de Aragón nos mostró un lado más alegre y menos rápido al que nos tiene acostumbrado y vaya sesión se marcó. Siendo capaz de combinar temas de blues con un Tech house arrollador perfecto para el atardecer de Sevilla.

Enorme #Elrow #Sevilla qué arte! GRACIAS!! 🙌

Posted by Andres Campo on Sunday, April 15, 2018

 

Llegamos al último tramo del evento, eran las 22 horas cuando Paco Osuna cogía los mandos. Nos faltan adjetivos ya para él, nunca defrauda y sabe adaptarse a cada situación. Su set fue de menos a más y saco a relucir un techno house muy pistero dejándonos con ganas de más. Pero seria De La Swing el que pondría la guinda al pastel haciendo un closing espectacular. Deep house y Tech house fueron las premisas para un cierre que nos dejo un gran sabor de boca.

El evento estuvo a la altura, muy bien organizado, la entrada era amplia y con bastante personal en ella. Había mucho personal de seguridad en pista, baños, etc.

Las barras muy bien distribuidas al igual que los puestos de comida. Algo muy imporante para un evento de más de doce horas y con sold out en aforo.