Autor: Manuel J Gaspar.

Fotos: Family Club Oficial.

El pasado sábado acudimos a la apertura de la temporada de la sala  toledana Family Club atraídos por el “All Night Long” o hablando mal y pronto ese “toda la puta noche” de Oscar Mulero con 7h de set, os contamos nuestra experiencia.

Eran las 9 de la noche cuando llegamos al parking ya algo metidos en materia tras amenizar el viaje desde Extremadura con un par de sesiones de Pole Group. Tras ver como el parking se iba llenando mientras avituallábamos algo el cuerpo para lo que se nos venia encima, a eso de la 1 decidimos entrar a la sala, la cual tenía el luminoso de Sold Out a punto de encenderse.

Tras un pequeño malentendido con una de las acreditaciones, rápida y amablemente solucionado por el atento personal de Family Club, accedimos al interior y tras una parada para adquirir algo de merchandising y cargar de tickets de consumiciones para el resto de la noche ya estábamos listos para disfrutar.

De que tomamos nuestra posición en la pista, Oscar Mulero, ya estaba a los mandos de la que seria su gran noche y  trasteaba con unos temas oscuros y atmosféricos sin llegar a romper, pero que dejaba entrever y sentir levemente en alguna ocasión la gran potencia del soundsystem que tenía en las manos y que tanto íbamos a disfrutar a lo largo de su set.

oscar mulero all night long family club

Eran justamente las 2 de la mañana cuando el dueño y señor de Pole Group se puso serio y desató la euforia en una pista ya abarrotada de gente y con ganas de que el madrileño desplegase todo su repertorio en las horas que le quedaban por delante.

A partir de esa hora la sala fue un no parar, Oscar con ese techno oscuro, contundente y envolvente que salía por ese flamante equipo L-ACOUSTICS del que disponía la sala, hizo las delicias del público asistente, todo ello acompañado por una iluminación también nueva para esta temporada que hacia de la atmósfera en el club algo extraterrenas. El rey de la oscuridad no dio tregua  y la pista era un auténtico hervidero de gente disfrutando de una sesión para el recuerdo, de las que verdaderamente podemos decir que no se olvidan.

A eso de las 6:40 Oscar se despedía del público, pero este no se iba a poner fácil y entre gritos de “Mulero, Mulero, Mulero” el artista volvió hasta en dos ocasiones para poner un par de temas más como aclamaba el público, a las 7 entre aplausos se despidió hasta la próxima dejando a todo el público asistente muy satisfecho por esa sesión en la que hizo gozar y vibrar a los cientos de asistentes de toda la geografía española que no querían perderse esta cita, que más que un evento, fue una verdadera peregrinación de los seguidores de la religión del techno a la cita con su profeta… Oscar Mulero.

Gracias Oscar por esta gran sesión y gracias Family Club, por habernos dejado vivirla así. Volveremos.

 

Hacer Comentario