Aranda de Duero. 11-14 agosto 2016.

Sonorama es diferente. Quien ha asistido a alguna de sus ediciones lo sabe. Es el festi, es Aranda, es la gente, es el vino, el lechal, su morcilla, las plazas… En serio. Hay que vivirlo, bailarlo, comerlo, beberlo… Y poder con él, claro está. Sonorama es un maratón festivalero al contar con conciertos de día en el centro de Aranda, y continuar por la tarde-noche en el recinto. No apto para blandengues.

Mis amigos y yo, habituales (por no decir adictos) de los festivales, tenemos un modus operandi. Somos unos “ansias” y queríamos estar en Aranda desde el primer día. Pide vacaciones, organiza bus/tren/coche/funicular para llegar al pueblo, carga la maleta verano-invierno para afrontar el cambiante tiempo de nuestra querida Alaska de Duero, conoce a blablacars (también festivaleros), llega a Aranda, abrazo colectivo, nervios, risas, pon el spotify para ambientar… Y a las pocas horas ya estabamos degustando un delicioso Ribera de Duero y paseando por sus calles.

Pero más vale que de comienzo a la crónica musical. ¡Empezamos!

JUEVES 11 AGOSTO

De la jornada de día me quedo con tres actuaciones: la brutal sorpresa de Miss Caffeína en la Plaza del Trigo, Rural Zombies en Escenario Heineken en Plaza La Sal (la fuerza y ganas que ponen estos chicos a su directo bien mereció el sol y el calor que el clima arandino nos tenía preparados) y la sesión que Jotapop nos ofreció en Plaza del Rollo (para rollo la que este chico se marca… ¡Menudo dj y menuda fiesta la que allí se vivió).

28298816213_d5a9ed6844_z

Ya en el recinto no podía imaginar mejor forma de comenzar el festival que con el concierto de Quique González & Los Detectives. Sí, nunca había asistido a un concierto suyo. Si Quique, sus letras y su voz me parecieron brutales, Los Detectives fueron de otro mundo. MÚSICOS, en mayúscula. Y ya cuando sacaron el violín… Me terminaron de conquistar. Además contaron con la colaboración de la vocalista de Morgan, una chica con un color de voz muy especial y de la que pudimos disfrutar cuando cantaron mano a mano “Charo”. Para mí uno de los mejores conciertos de esta edición. Sobresalientes.

28893901406_c4bf143e3a_z (1)

El Dúo Dinámico llegó y el escenario principal se llenó de jóvenes y no tan jóvenes con ganas de pasarlo bien. Colaboraciones con Alberto de Miss Caffeína, Eva de Amaral, Gabriel de Shinova… y risas, bailes, y más de un gallo, todo hay que decirlo. Lo pasé bien, la verdad, pero me sobró una hora de concierto.

En el escenario Castilla y León nos esperaban los mallorquines L.A. Con toda la banda al completo, pero manteniendo el formato de su tour trio en acústico, la banda de Luis Alberto Segura estuvieron acertados, elegantes, afinados y vibrantes. Como siempre.

Belöp y Ed is Dead fueron mis descubrimientos musicales del día, por lo que espero volver a encontrarlos en futuros festivales.

VIERNES 12 DE AGOSTO

Kitai dieron el golpe de efecto en la Plaza del Trigo. Pero sobre todo hay que destacar a su batería. ¿De dónde ha salido este chico? ¿Cómo es posible que toque así? Y el impacto duró durante todo el concierto.

Tras ellos Love of Lesbian aparecieron sobre las tablas y disfrazados de ¿”The Cure”?, se atrevieron a versionarlos a ellos, a Alaska, y siguieron la fiesta alternando versiones con temas nuevos y no tan nuevos. Un no parar de bailar y cantar con ellos.

28936295785_9e3dcce9be_z

De la noche ineludiblemente elijo el concierto de The Hives. Fuerza, voz, rock… La simpatía de su vocalista y todo lo que interaccionó con el público fue una verdadera sorpresa. Daba igual si solo nos sabíamos la letra de 4 temas. Lo bailamos todo. Hasta el apoteósico final con “Tick Tick Boom”.

28914658726_d67674d046_z (1)

Love of Lesbian dieron un increíble show, lleno de verdaderos himnos de sus trabajos anteriores y de los nuevos temas de El poeta Halley. Y con sus interminables papelillos llenaron la atmósfera de emoción y dancing.

28841886092_4d1ce9e635_z

León Benavente nos recibieron con la misma fuerza a la que estamos acostumbrados por parte de esta banda, a Abraham se le notaba la voz resentida. ¿Demasiados festivales/conciertos?

Terminamos la jornada del viernes con Miss Caffeína. Y consiguieron quitarme el mal sabor de boca de sus últimos directos. Tuvimos la suerte de contar con un Alberto Jiménez con mucha garra, afinado y entregado. Y la Ribera sonó al son de Detroit.

SÁBADO 13 AGOSTO

La Plaza del Trigo recibía a la voz que dejó a más de uno (incluyendo a una servidora) con la boca abierta en su colaboración con el Dúo Dinámico. Shinova debutaba en Sonorama Ribera en la plaza que recibe a nuevos y confirmados talentos de la música española. Y lo hicieron con un público entregado y con ganas de saber más de esta banda que suena diferente.

28893980461_3fd0447530_z

Más tarde la Plaza de la Sal siguió el ritmo que tan bien marcaron EMDIV DJ + Corrientes Circulares hasta olvidarnos de la hora de comer.

Cae la tarde y ya en el recinto los murcianos Second hicieron lo que mejor saben hacer. Llenar en el escenario con una fiereza tal que no existe descanso posible durante todo el concierto.

Mando Diao les tomó el relevo y confieso que esperaba una banda “de solos dos temas”. Nada más lejos de la realidad. Todo el show fue una sucesión de canciones, saltos y bailes frenéticos.

28893873601_81fbdf8ef1_z

El mejor momento de la noche lo viví con los franceses Exsonvaldes. Era obvio que pensaba evitar a Izal tocara quien tocara en el otro escenario, pero mi suerte fue que fueran ellos. Eran mi objetivo musical en Sonorama Ribera. Se presentaron ante nosotros con su último disco titulado “Aranda” (pues fue grabado en la tierra que los recibía con un puñado de fans y otros tantos curiosos antiIzales) y desde los primeros acordes y las primeras letras entonadas, la elegancia invadió todo el escenario. Contaron además con la colaboración de Helena Miquel y el concierto adquirió un cariz diferente, íntimo, y aun así no perdió un ápice de intensidad. Por ello acabaron con fuegos artificiales. Y aunque no fueran suyos, se lo merecían más que sus dueños.

DOMINGO 14 DE AGOSTO

Los que resistimos hasta el domingo, fuimos los valientes. Y así nos lo hicieron llegar los grupos que tocaron en el escenario Carson Camping: Viva Suecia, Talisco y Sidecars. Viva Suecia empezaron a sonar y yo me abstraje de todo. Me encanta este grupo y nunca lo había visto en directo, y la sensación que tuve fue la de ¿no pueden quedarse dos horitas más en el escenario?

28796513440_44a683f677_z (1)

 

Tras estos chicos que vienen pisando tan fuerte, y que tengo clarísimo que van a llegar muy lejos, llegó el turno de Talisco. Y el camping s
e llenaba más y más. “¿Suenan bien o no?” se oía continuamente entre el público. Y lo cierto es que sí.

La noche la cerró Sidecars, y perdónenme, pero aunque su directo es brutal, del concierto me quedo con el emotivo homenaje que les hicieron a los chicos de Supersubmarina (tras el accidente de coche que acababan de sufrir horas antes) al versionar uno de sus temas. Creo que todos los que estabamos allí sentimos la piel de gallina.

29069259672_587dc1930a_z

Y así acabó el que ha sido mi mejor festival hasta la fecha. Cansada, extasiada, con resaca musical tras todo lo vivido y disfrutado… Y sobre todo con ganas de volver en 2017.

Pero ya sabéis que nunca me voy sin comentar “otros aspectos” acerca del festival. Pues no todo es música. En el recinto pudimos ver muchas mejoras, pero los baños han sido el gran acierto. Aunque me pregunto qué tiene que hacer la organización para conseguir que los incívicos que orinan en el pasillo principal de entrada al festival se piensen dos veces arruinar el festival con esa imagen (y ese nauseabundo olor). En fin. Que no quiero acabar de mal rollo. Cambiemos de tema. Pagar con la pulsera ha sido bastante cómodo, pero soy una nostálgica y echo de menos los tradicionales sonos. Además este año el centro de Aranda de Duero y sus escenarios han estado infinitamente mejor organizados. Más seguridad en la Plaza del Trigo era una necesidad imperiosa, por eso aplaudimos estas medidas. Esto es lo que hace en parte grande a un festival. Escuchar al público, mejorar, creer y crecer tras cada edición. ¿No?

Y este es mi resumen de mi paso por Sonorama Ribera 2016. Mucha música, magnífica gastronomía, buen vino, y mejor gente. Esto es Aranda de Duero, y siempre SIEMPRE hay que volver. Queridos, queridas…

– LARGA VIDA AL SONORAMA –

 

Hacer Comentario