El pasado 11 de octubre volvimos a vivir de la mano de Local 29 una de las mejores noches que la temporada 2015-2016 seguramente nos depare…

 

Como ya es tracción, Local 29 reunió a sus fieles el pasado día 11 de octubre en la Sala Passion de Torremolinos, la ocasión la pintaban calva, pues el line up era digno de un gran festival más que de un club, pero ya sabemos que los malagueños son de los que o hacen las cosas a lo grande o no lo hacen.

El cartel de la noche estaba encabezado por el homenajeado, pues esa noche celebraríamos 15 años de la creación de uno de los sellos mas influyentes de todos los tiempos, Moon Harbour, y por ende Matthias Tanvzmann. Arropando al aleman estarían Robert Dietz, Cuartero, Luna City Express y toda la Crew 29, Ana Banana, Ignacio Morales, Anton Bodnar, Victor Bruño, Rafa Nandez y Sam Vega. Lo dicho, una noche que llamaba a la diversión y lineas de bass potentes desde el minuto 0.

El evento dio comienzo a las 17:00, y aunque nosotros llegamos algo mas tarde, os puedo asegurar que al ambiente era bastante animado desde primera hora. Cuando llegamos, Ignacio Morales daba los últimos coletazos de su set, dejando la pista ardiendo con el Freak Like Me, probablemente el tema que todo el mundo se llevo de recuerdo tras el evento. Tras Ignacio, primer internacional de la noche, turno de Luna City Express, que nos dejo una sesión fresca y bailable con mucha calidad y entrega. Se le veía animado y así lo transmitía.

12022510_961540417217360_3911870408700877481_o

Tras Luna City, llego el turno de Robert Dietz, una expresión muy esperada en Málaga a lo cual Robert supo sacar todo el partido, pero lo bueno solo había hecho que comenzar y tras el llegaba el turno del capo de Moon Harbour, Matthias Tanvzmann,  que desplegó todo su arsenal techno-house y techno alemán dejando la pista en plena ebullición para el set que desde nuestro portal mas esperábamos, el del malagueño Cuartero.

local 29 15 moon harbour grow sound mag

Cuartero lo tenia hecho, su ciudad, una sala abarrotada y animada hasta más no poder, un sonido de 10… fallar era imposible, sorprender difícil, pero el malagueño lo consiguió, un set brutal y demoledor que dejo las rodillas de hasta el mas ducho en bailes para una cirugía de urgencia. Bass, bass y mas bass. Tras regalarnos un “bonos track” la noche tocaba a su fin y con ella otra gran noche para el recuerdo que Local 29 nos otorga. Estamos deseando repetir.

Hacer Comentario