Si la pasada semana os hablamos del nuevo disco de Arco, esta tenemos que hablar del nuevo lanzamiento de Miguel Campello. Lanza “5”, su quinta larga duración cargado de buen rollo y verdadero arte mestizo. Os dejamos la nota de prensa:

Fue la voz y el alma de elbicho. Su compositor y cantante. Pero hace ya diez años y cuatro discos que Miguel Campello camina en solitario.
Ahora llega “5”, el quinto trabajo de una carrera impecable y apasionada como icono del mestizaje y el arte como forma de vida. Uno de nuestros músicos más prolíficos y versátiles, que abarrota teatros clásicos e inflama festivales contemporáneos con su propuesta: la de un sonido y unos versos que encajan en todos los tiempos y cualquier espacio.

Como todos los discos de Miguel Campello, “5” ha sido grabado en La Chatarrería Estudios, ese centro de operaciones en mitad de la montaña, a campo abierto y construido a base de placas solares, que también es su hogar. Un lugar en el que vive y convive con su familia, la naturaleza y el cielo; leales e inspiradores compañeros en la rutina creativa de Miguel, y también culpables de ese sabor a tierra, esa luz resplandeciente, ese arraigo a lo esencial, a lo primario, al origen de lo que somos y de lo que nunca deberíamos desprendernos, que derrochan sus composiciones.

Con su personalísimo sello de identidad a caballo entre el mestizaje, el flamenco, el rock, el pop, la fusión y un don como pocos a la hora de experimentar, Miguel Campello ha dado vida a un imponente repertorio que conforma el cuerpo y alma de “5”, para cuya producción se ha dejado acompañar por Guillermo Quero y Elvira Mena. Un disco que pone sobre la mesa todas sus aristas, sus dotes prolíficas, su versatilidad y en el que campa a sus anchas por géneros como el jazz o el hip hop, apuntillando ritmos y melodías con reminiscencias árabes y chill out a ritmo de palmas y guitarras.  Un trabajo que adquiere el rostro de «ese planeta interno que tenemos cada uno, con nuestros cachivaches, nuestro recuerdos y todas esas cosas que vamos acumulando a lo largo del tiempo», como describe el propio Campello, artífice y diseñador de la portada que es, en definitiva, un boceto de su propio imaginario.

 

Y así brilla “5”, el número redondo de Miguel, su disco más arriesgado y honesto. La obra cumbre de un artista inquieto y emocional, alejado de lo efímero y dedicado a crear entes sin fechas de caducidad. Un verso libre de nuestra cultura, de nuestro arte, de nuestra música. Un trovador del costumbrismo, un poeta de la cotidianidad, un artesano del sonido que nos invita, con este nuevo trabajo, a desplegar las alas a su lado.

 

miguel campello nuevo disco 5