Agosto de 1996, año en el que quedo fijado el nacimiento de uno de los desarrollos tecnológicos que ha cambiado la industria musical, llegando a dinamitar el modelo de negocio a lo largo de estos 20 años de vida. En el momento de su creación, Karlheinz Brandenburg, principal desarrollador del formato de audio digital MP3, y director de tecnologías de medios electrónicos del Instituto Fraunhofer IIS, perteneciente al Fraunhofer-Gesellschaft-Schultagen – red de centros de investigación alemanes -, no pudo imaginar el alto grado de revolución que supondría en el futuro este hito que él encabezo.

Aunque fue en 1996 cuando aparecieron en internet las primeras canciones “ripeadas” en formato .mp3 (paso de formato audio en CD a digital comprimido) , este hecho histórico empezó a tomar forma casi una década antes. Era 1987 cuando desde el laboratorio de tecnologías de medios electrónicos, los alemanes intentaban resolver un dilema, como difundir el sonido digital. Durante todos estos años se fue madurando este hito musical, pero no fue hasta julio de 1995 cuando Brandenburg usó por primera vez la extensión .mp3 para los archivos relacionados con el MP3 que guardaba en su ordenador, en el proceso de desarrollo del formato participó también de forma destacada el ingeniero Leonardo Chiariglione, quien tuvo la idea de los estándares que podrían ser útiles para este fin. Con esto el formato se convirtió en el estándar utilizado para streaming de audio y compresión de audio con pérdida de mediana fidelidad gracias a la posibilidad de ajustar la calidad de la compresión, proporcional al tamaño por segundo (bitrate), y por tanto el tamaño final del archivo, que podía llegar a ocupar 12 e incluso 15 veces menos que el archivo original sin comprimir.

El año 1995 también sirvió para que apareciera el primer reproductor MP3, “WinPlay3“, gracias a este se podían reproducir los archivos mp3 al momento. Y no fue hasta el verano de 1997 cuando una pequeña empresa llamada Nullsoft lanzó WinAmp, que acabó por convertirse en uno de los reproductores más usados de la época (aquí hay uno que sigue utilizándolo).

winplay3

La primera canción que se utilizó para afinar el algoritmo de compresión del mp3 y finalmente ser la primera en formato .mp3, fue la canción “Tom’s Diner” de Suzanne Vega, que se cruzó, según parece, con Karlheinz Brandenburg en una de sus escuchas en la radio.

La primera lista de reproducción con esas primeras canciones pasadas a digital por el grupo Compress ‘da Audio (CDA), incluía canciones de Metallica, Pearl Jam, Rage Agains the Machine, Soundgarden… pudiendo hacernos una idea de lo que más sonaba por aquel entonces.
584878ae9f794b6992094b90ad0f7094

Aquí te dejamos la lista de reproducción para que disfrutes de lo que ya se disfrutaba hace 20 años.

A partir de ahí, y gracias a internet, este avance tecnológico empezó a tomar tintes de tsunami irreversible. El crecimiento de internet en todo el mundo creó una enorme red de difusión de archivos MP3 a nivel global entre usuarios, lo que dio pie a la aparición de lo que hoy conocemos como piratería y la creación de las primeras redes P2P para intercambiar música, películas y todo tipo de formatos digitales. Napster y AudioGalaxy fueron algunos ejemplos de esto, contra quienes unos años más tarde se les abrieron importantes y tediosos procesos judiciales que acabaron con ellos.

Lo siguiente que vino fue la primera estocada para las tiendas de cassettes y CD, que veían como los archivos musicales, almacenados en el ordenador, empezaban a sustituir a los reproductores de música tradicionales. No fue hasta 1998 cuando apareció el primer reproductor digital portátil, el MPMan F10. Este reproductor podía almacenar hasta diez canciones MP3 gracias a sus 32 megas de memoria, una capacidad irrisoria comparádo con las cantidades y capacidades de almacenaje que manejamos en nuestros días en nuestra palma de la mano.

Y finalmente acabando con la manera de consumir la música con otras apariciones como las de Spotify o ITunes.

Hacer Comentario